ESPINAMA – SOTRES 14,1 k.

Día 6-7-10. Tal como me había prometido, hace ahora un mes, regreso a Picos con la finalidad de repetir el trayecto entre Sotres y Arenas y el cruce de la Sierra de Cuera hasta Llanes que en aquella ocasión las intensas lluvias e inundaciones me impidieron disfrutar y completar el itinerario por estos hermosos parajes montañosos.

Al fondo el Coriscao


A través de la ventanilla del autobús que me transporta desde Santander hasta Potes y Espinama, puedo comprobar la destrucción que causaron los desbordamientos de ríos, barrancos y arroyos cuando inundaron pueblos, carreteras y las vías del tren de FEVE, aún puedo ver las zonas de ribera donde los prados han desaparecido y los troncos de grandes árboles cubiertos por la maleza arrastrada por las turbulentas aguas.

Invernales de Igüedri y Valdecoro


Ahora, por el contrario, todo sigue su curso apaciblemente en esta jornada veraniega y resplandeciente cuando la Liébana muestra sus bosques y praderas vestidos con un brillante verdor, el sol radiante ilumina sobre las plateadas montañas de caliza dando al conjunto un bello colorido. El calor es amortiguado por el aire fresco y húmedo que sopla del norte dándome de cara como un chorro de agradable brisa que disfruto durante las horas que durará el recorrido.
He vuelto a utilizar el avión que me traslada en 50 minutos hasta la capital Cántabra, un buen desayuno y un ameno y agradable paseo al lado del mar alrededor de la bella bahía hasta las 10h30m en que el bus con destino a Potes y Fuente Dé me dejará en Espinama justo a las 13h25m.
Tomo el camino de tierra en fuerte ascenso hacia Áliva, camino bien conocido por haberlo recorrido en varias ocasiones hace ya varios años junto a mi amigo Celestino en nuestras habituales escapadas a Picos. Justo a la salida de Espinama hay un cartel donde se detallan algunos itinerarios balizados, PR-PNPE-24 hacia El Cable y Refugio de Áliva y GR PN-PNPE-202 hacia los Puertos de Áliva y Sotres, este último denominado Ruta de la Reconquista entre Covadonga y Cosgaya cuyo itinerario conozco en una parte importante de su trazado.

Ermita de la Santuca de Áliva


Me voy cruzando con gente que desciende con mucha frescura, han subido en el teleférico desde Fuente Dé y retornan, cuesta abajo, hasta Espinama en una placentera caminata sin esfuerzo alguno. A medida que tomo altura disfruto de las hermosas panorámicas de todo el valle del Río Deva cubierto de verdes bosques y las montañas que lo rodean como el Coriscao, además de otras montañas que sobresalen algo más alejadas como Peña Prieta, aquí a mi izquierda se yergue el Pico Valdecoro (1.763 m.) rodeado de verdes e inclinadas praderas, mientras sigo ascendiendo a la sombra de avellanos y fresnos que alivian el esfuerzo para superar los casi 600 metros de desnivel que habré de superar.

Canal del Jierro


El camino llega hasta un mirador que permite disfrutar del amplio panorama sobre el valle, a partir de aquí se suavizan los desniveles cuando el camino sigue el curso del Río Nevandí pasando por los Invernales de Igüedri donde una fuente-abrevadero me ofrece un buen chorro de fresca y pura agua para saciar mi sed y llenar la cantimplora para el almuerzo.
Pasadas las Portillas del Boquerón llego cerca de la Fuente de los Asturianos donde una pareja de senderistas almuerza en la placidez del arroyo. Aparecen las Majadas de Espinama a mi izquierda en un amplio hoyo rodeado de verdes praderas donde rebaños de vacas pastan en quietud y placidez.
Culmino el ascenso a algo mas de 1.500m de altura dando vista a las escarpadas laderas de Peña Vieja por la izquierda y por la derecha a las Cumbres Avenas y el Collado de Cámara por donde, hace algunos años, subí con Celestino viniendo del lado contrario desde Tanarrio. Sobresale también la Canal del Vidrio y el antiguo Refugio de Áliva propiedad de las instalaciones mineras ahora convertido en moderno y confortable hospedaje.

Camino de Sotres


Inicio el descenso hacia la Ermita de la Santuca de Áliva después de pasar por gigantescos hoyos por donde se filtran las aguas y recordando el paso por este mismo lugar, hace años, cubierto por metros de nieve bajo una fuerte borrasca junto a mi amigo Celestino, qué diferente al día de hoy.

Afiladas Agujas


En estos enormes hoyos pastan rebaños de vacas, yeguas y ovejas en numerosos grupos, diría que demasiados animales para los pastizales que se ven. Me encuentro con un senderista asturiano que ha venido junto a un grupo de montañeros de ENSIDESA de Gijón, el resto de compañeros han subido al Pico Cortés a través de la Canal del Jierro y ahora descienden unos por la Canal de los Covarones y otros por la Canal de las Grajas, inclinadas pedreras que finalizan en las verdes praderas. Un bonito recorrido que me gustaría realizar algún día.
Son las 15h cuando hago una breve parada en la Llomba del Toro, una loma donde se junta el camino que viene del Refugio de Áliva con la senda que yo sigo, a partir de aquí se convierte en camino terrero hasta el mismo Sotres. Aquí sopla una fresca y húmeda brisa y aunque sea a pleno sol puedo descansar con cierta placidez y contemplar las escarpadas paredes del Pico Cortés ahora que brillan con la luz del sol, es un precioso espectáculo.
Hacia la izquierda del valle destacan las paredes de la Sierra de Juan de la Cuadra cerrando el estrecho cauce del recién nacido Río Duje que me acompañará hasta Sotres.

Al fondo Sotres


Me lo voy tomando con mucha tranquilidad disfrutando del paisaje y la hermosa tarde que ahora comienza, cruzo los Invernales de las Vegas del Toro en el comienzo del bonito Valle de las Moñetas ya teniendo a la vista, al fondo, Sotres como colgado en las faldas de la montaña rodeado de calizas y verdes praderas.
La tarde es aún larga y he de aprovechar bien estos agradables momentos, al llegar a los Invernales de Cabao, antes de comenzar el inclinado ascenso a Sotres, una pareja regresa de Urriello y durante algunos minutos vamos en animada charla hasta el punto donde dejaron el vehículo.
A las 17h25m cruzo Sotres hasta el conocido Hostal la Perdiz donde reservé habitación, así que nuevamente saludo a Manuel y Luisa. La temperatura comienza a descender vertiginosamente pues las nieblas cubren los alrededores, ya anochecido salgo a la puerta del hostal a llamar por teléfono a casa sorprendiéndome el fresco que hace, probablemente el termómetro no pase de los 14 grados, me tiemblan las piernas del frío, dormiré con manta y edredón bien confortable, nada que ver con los calores y la calima que soportan en la meseta.
Datos del GPS: Distancia recorrida 14,1k. Tiempo en movimiento 3h2m. Tiempo detenido 48m. Tiempo total empleado 3h50m. Media total 3,7 k/h. Desnivel acumulado 726m.

PERFIL DE LA JORNADA