JITO DE ESCARANDI – MORRA DE LECHUGALES 18,6 K.

Día 14-09-10. Probablemente el mejor mes para venir a Picos sea septiembre cuando las temperaturas son agradables, los días muy claros sin rastro de nieblas y sobre todo sin la masificación de los meses de julio y agosto, eso sí, también algunos días puede haber lluvias y viento pero los menos.

Montes de Obesón y Sierra de Cuera


Hoy, igual que ayer, será un hermoso día que disfrutaré a conciencia desde primeras horas de la mañana cuando el radiante sol ilumina las espectaculares montañas, los verdes valles y las inclinadas praderas. Así pues, una vez tomado un buen desayuno en el Hostal la Perdiz de Sotres, donde me he alojado, subo en el coche por la carretera Sotres-Tresviso, que se encuentra en muy mal estado, hasta el Jito de Escarandi donde hay aparcada una caravana con matrícula británica y un coche con bicicletas.
La temperatura es de 12 grados pero rápidamente asciende al calentar el sol el ambiente, incluso después de mediodía hará hasta calor, no obstante ahora es el momento ideal para iniciar el ascenso hacia las cumbres de Ándara que brillan con la luz del sol.
A las 8h50m, ya preparado con buena reserva de agua pues una vez superado el Casetón de Ándara, no volveré a encontrar el precioso líquido por ningún lado, así con lo mínimo imprescindible en la mochila, tomo el conocido camino hacia las antiguas minas bajo una temperatura divina para caminar con cierto brío.

Naranjo de Bulnes


Al ganar altura, vuelvo la vista atrás para contemplar el mar azul y la costa en muchos kilómetros de distancia, la Sierra de Cuera al completo distinguiendo con claridad todos los accidentes geográficos que contiene además de playas, pueblos cercanos al mar y las sierras cercanas con una nitidez increíble.

Collado Valdominguero y Macizo Central


Dejo el Casetón de Ándara abajo a mi izquierda pues abandono el camino subiendo por una senda que me eleva por encima del propio casetón cruzando varias sendas y caminos de las antiguas explotaciones mineras que pueden despistar a cualquiera que no vaya preparado y orientado con un objetivo concreto, en mi caso tanto el GPS y la PDA me van indicando con toda claridad la ruta que debo seguir hacia la Morra de Lechugales.

Silla Caballo Cimero y Picos del Jierro


Fundamentalmente hay tres opciones, hacia la izquierda siguiendo por la Collada de Trasmancondiu hacia el Sagrado Corazón, Samelar, Collado de San Carlos y las Vegas de Ándara donde se ubican las abandonadas Minas de la Providencia.
La segunda por la derecha hacia la Majada del Redondal, Llagu de Valdominguero y los Vallejucos, una gran hondonada llena de antiguas explotaciones mineras.
Y la tercera opción, que es la que seguiré, por el cordal separador de los dos gigantescos hoyos y circos, siguiendo por el Castillo de Grajal hasta el Collado del Mojón (2.204m), esta ruta es mucho mas espectacular pues desde lo alto las panorámicas son grandiosas como después comprobaré.
Paso al lado de las bocas de entrada a las abandonadas minas, también al lado de tenebrosas simas donde nada mas asomarme, perdiendo de vista el oscuro fondo, me dan temblores, peligrosos hoyos justo al lado de la senda cuando se cubren de nieve puesto que caerse por una de esas simas significaría perderse para siempre. En uno de esos hoyos, justo en la pared, hay una cruz y un corazón en recuerdo de un infortunado cuyas siglas son M.A. fallecido en el año 1.889, dan temblores solo de pensarlo.

Canal de Lechugales


Algunas simas están protegidas con alambradas o cercas metálicas, estos hoyos pudieron ser prospecciones mineras en su día, al menos se ha tenido la precaución de advertir del peligro, en otros casos no ha sido así y son realmente peligrosos cuando hay nieve.

Silla Caballo Cimero


La soledad es absoluta, no me encontraré con nadie hasta el retorno en las cercanías del Casetón de Ándara, rebecos, buitres y un pequeño rebaño de cabras domésticas serán los únicos seres que veré en toda la jornada, sobre todo en las zonas mas peligrosas y complicadas donde la cercanía de algún ser humano me hubiera ayudado en los vertiginosos pasos.

Morra de Lechugales


Hacia los 2.000 m de altura tengo una primera perspectiva de las cumbres del Macizo Central que me motivará para llegar hasta la Morra de Lechugales y Picos del Jierro pues en algunos momentos por esas zonas algo complicadas como decía antes, me entrará el “yuyu” que supero al imaginar las espectaculares vistas desde la cumbre de la Morra.
Aparece, al fondo, el Curavacas, Peña Prieta, Cuernón de Peña Sagra y la Liébana al completo, Potes y todos los pueblos y verdes valles abajo a mis pies, realmente fantástico.
Desde el Collado del Mojón (2.204m), justo en la parte trasera de la Rasa de la Inagotable (2.281m), he de descender varios metros para bordear el Pico del Grajal de Abajo (2.248m) justo enfrente de Los Llambrales Amarillos, inicio de la inclinada Canal de las Arredondas. Supero a continuación un escarpado cresterío llamado Pico del Grajal de Arriba (2.348m) y faldeando la Pica del Jierro (2.425m) por zonas muy inclinadas de pedriza que desembocan en el gigantesco Hoyo del Evangelista, son 150m de caída casi vertical por lo que he de tomar toda clase de precauciones.

Macizo Central al completo


Vigila todo el entorno el cono de Silla Caballo Cimero (2.434m) unido a la Morra de Lechugales por una escarpada cresta que se puede cruzar sin grandes problemas, será en otra ocasión más propicia.

Cumbres del Macizo Central01


Una última trepada y llego a la base de la Morra de Lechugales (2.441m) que requiere, para subir a su cima, un ascenso de los últimos 5 metros, algo arriesgado y no estoy para bromas, subo a los Picos del Jierro (2.436m) dándome por satisfecho. He tardado 3h30m desde el Jito de Escarandi.

Cumbres del Macizo Central02


Ahora, a las 12h15m, toca disfrutar a placer del espectáculo a mi alrededor, Macizo Central en todo su conjunto, la vertical Canal de Lechugales naciendo aquí mismo para descender hacia la Liébana, Potes, Santo Toribio, Áliva, Canalón del Jierro, etc. etc. Me invade una tremenda emoción en la más absoluta soledad.

Cumbres del Macizo Central03


Bebo el contenido de una cantimplora pues en toda la mañana no me he hidratado, con la emoción se me olvida comer y beber.
Después de un buen rato descansando y disfrutando, vuelvo sobre mis pasos, ahora con mucha más precaución pues el descender por las pedrizas es aún más peligroso que subir.
De haber dispuesto de más tiempo podría seguir por Los Llambrales Amarillos pasando por el Collado la Rasa, superando un cresterío que separa la cima de La Junciana (2.263m) y por el Alto del Hoyo Oscuro ascender al Sagrado Corazón (2.211m) y volver por el Collado de San Carlos (2.052m) hacia las Vegas de Ándara y el Casetón de Ándara, pero esto supondría bastante tiempo y no tengo seguro que lo consiguiera, por tanto sigo el itinerario de ida.
Una vez superado el Collado del Mojón, cuando el reloj marca las 13h45m, hago otra parada bien aposentado para comer mi ración de frutos secos, una brisa fresca amortigua el calor del sol, tengo enfrente el soberbio escenario del mar azul, montañas, bosques y aldeas, sin ruidos ni nada que interrumpa mi imaginación y placidez, incomparable este paréntesis.
Continúo el descenso con mucha calma y relax hasta encontrarme, ya muy cerca del casetón, con dos chicas y un joven descansando a la sombra, con ellos me enrollo durante un buen rato, son los primeros humanos queme encuentro. Una vez pasado el casetón me voy cruzando con algunos senderistas extranjeros hasta alcanzar a Anibal y Marga con quienes terminaré los 30 minutos hasta el Jito de Escarandi, ellos aguantan estoicamente mis rollos hasta llegar al coche.
A las 16h20m llegamos al Jito donde me despido de mis nuevos amigos asturianos, me despido también de Manuel en el Hostal la Perdiz en Sotres para continuar hasta Arenas donde pasaré la noche. Al pasar por Poncebos hay lleno total de coches, estos últimos días de verano son bien aprovechados por el personal para visitar estos espectaculares parajes.
Datos del GPS: Distancia recorrida 18,6 k. Tiempo en movimiento 5h20m. Tiempo detenido 2h4m. Tiempo total empleado 7h24m. Media total 2,5 k/h. Desnivel acumulado 1.171m.

PERFIL DE LA JORNADA