UJUE (UXUE) – GALLIPIENZ0 (GALIPENTZU)– SOS DEL REY CATÓLICO Km. 37,6

Día 30-10-07. Anoche me dijo Mirentxu que me tendría preparado el desayuno a las 7h30m, así que a las 7 me levanto para tener tiempo de recoger todo, desayunar con tranquilidad y salir a la senda no mas tarde de las 8 pues ya habrá amanecido completamente, eso sí, sopla un viento muy fuerte más bien frío, por tanto he de abrigarme bien aunque luego cuando descienda a otros niveles en los barrancos, la temperatura será bien diferente.

Ujue (Uxue)


En la acogedora cocina de Miren, junto a su marido, nos enrollamos de charla hasta que me doy cuenta de que son las 8 y tengo muchos kilómetros por delante, además con algunos problemas de orientación por la falta de señales, así que me despido y desciendo por las solitarias callejuelas de Ujue (Uxue) hasta la ruinosa Ermita de San Miguel para tomar una estrecha senda que va cortando un amplio camino de tierra y descender al primer barranco para volver a ascender hasta unos corrales que he visto en un collado. Un enjambre de buitres revolotea muy bajo, yo diría que hay al menos 100 grandes carroñeros, deben darles de comer por los alrededores.

Gallipienzo (Galipentzu)


Las vistas de Ujue (Uxue), ahora iluminado por el sol de la mañana, son espectaculares, solo empañadas por un frontón nuevo cubierto por una gran cristalera que contrasta con el color de todas las casas, creo que no ha sido muy afortunada esa construcción.
Al llegar al corral en el alto y ver el descenso hacia el barranco siguiente, no hay ninguna baliza o señalización que me indique por donde he de continuar, ayudado por el GPS, tiro por lo que intuyo fue un sendero ahora casi desaparecido cubierto por la maleza, en algún sitio hay un hito de piedra que me confirma que voy por el sitio adecuado aunque a ratos he de seguir por algún sembrado para al final, ya en el barranco, tomar un camino más definido en ascenso al lado de una conducción eléctrica.
Todos estos barrancos (Valdizarra, Pastiligorra, etc.) vierten al Barranco de Andiaga que al poco desemboca en el Río Aragón, pero que me obligan a realizar un enorme esfuerzo en un constante sube y baja.

Puente medieval sobre el Rio Aragón


Conejos y perdices campan a sus anchas por los campos cruzando la senda a pocos metros sin inmutarse. Ahora la mañana es mucho mas agradable, la temperatura es mas alta pues el sol calienta con fuerza y las zonas elevadas no dejan pasar el frío viento del norte. Enfrente tengo la Sierra de San Pedro, luego pasaré por su base.
Por el camino alcanzo a dos señoras que regresan a Gallipienzo (Galipentzu) después del paseo matinal, sigo adelante pues ellas van de paseo y yo camino con más alegría. De vez en cuando, al llegar a algún alto, vuelvo la vista atrás para contemplar el bastión de Ujue (Uxue) en su magnífico emplazamiento defensivo que controlaba una gran extensión de terreno hasta la Ribera del Ebro.
La gran iglesia fortificada de Gallipienzo (Galipentzu), ubicada en el espolón mas elevado, está siendo restaurada por lo que andamios y una gran grúa entorpecen la hermosa vista, no obstante puedo ver desde este elevado mirador la Sierra de Leyre, Higa de Monreal, las cimas pirenaicas cubiertas por la nieve recién caída, Sierra de Peña, Sierra de Izco y el Valle de Aibar. El bonito valle del Río Aragón con sus grandes choperas amarillas y sus aguas verdes, a lo lejos Sangüesa y Cáseda, mi destino inmediato, pero no me libraré de algunas penalidades.

Ermita de San Zoilo


Inicio el inclinado descenso por las estrechas y empedradas callejas de Gallipienzo (Galipentzu), casi deshabitado pero conservando su fisonomía y arquitectura medieval, muy bonito y laberíntico. Al final del pueblo unos obreros trabajan en la restauración de una casa, les pregunto por donde puedo descender a cruzar el puente medieval que distingo muchos metros mas abajo, no me saben indicar con precisión, así que lo intento por varios sitios llegando a grandes paredes de piedra que sujetan el terreno de cultivo y no me permiten bajar hasta el Río Aragón. Después de varios intentos, bajando y subiendo de nuevo, consigo descender por una senda no muy definida pero que me permite contactar con un empedrado camino muy deteriorado pero que intuyo fue un antiguo acceso al pueblo desde la ribera.

Portada de la Ermita de San Zoilo


El puente es gigantesco apreciándose alguna restauración pues supongo que antes de construir el Pantano de Yesa, el Río Aragón debió ser fiero en épocas de deshielo o tormentas, de hecho el corte que realiza aquí en la Sierra de San Pedro es su única alternativa para seguir su curso hacia el Ebro.
Cruzo el soberbio puente que no tiene otro uso que el forestal y agrícola, admirando las preciosas choperas tanto río arriba como abajo, pero ahora vienen mis problemas para continuar hacia Cáseda. Según los mapas que llevo en el GPS y la PDA, un camino sigue al lado del curso del río hacia arriba, por él sigo hasta llegar a un estrechamiento, aquí el camino está cubierto por la maleza y es imposible continuar, he de retornar al puente e intentar otra alternativa. Por suerte hay otro camino balizado al lado de un pinar, este es el bueno, por él continúo ahora a buena marcha volviendo la vista atrás de vez en cuando para ver la bonita imagen de Gallipienzo (Galipentzu) en la fortificada ladera del espolón.
El camino desciende a la vera del río donde debería haber llegado por el otro camino que no pude seguir, desde aquí tomo por planos sembrados de forma directa hacia Cáseda donde llego a las 12h30m. Me acerco a la plaza a tomarme un par de cervezas y charlar un rato con los paisanos sobre mi próximo itinerario hasta Sos del Rey Católico. Me dicen que ni se me ocurra ir por lo alto del Monte Peña pues han puesto alambradas para el ganado y los ciervos y no podré pasar, así que deberé i por las faltas de dicho monte, ya tenía marcado este itinerario alternativo que va a resultar ser el que está balizado por el GR1, mal por la parte de Navarra pero de forma excelente al llegar a la muga aragonesa en Torre Añué, que es un corral de ganado con una gran torre defensiva, a partir de aquí ya no tendré ningún problema hasta Sos del Rey Católico, pues aparte de las abundantes y bien pintadas balizas hay postes indicadores con las distancias correspondientes, por tanto me puedo confiar plenamente.

Torre de Añué (Aragón)


Después de otra detenida visita a la Ermita de San Zoilo, ahora más cuidada que la vez anterior, hace algunos años, esta ermita tardo-románica tiene muy bien conservada la bonita portada y ábside.

Sos del Rey Católico


Sigo el conocido sendero hasta Torre Peña para tomar un antiguo camino hacia Sos pasando por los Corrales de Goyo, es un camino ganadero con buen firme.
El Enclave Medieval de Peña, que he visitado en otra ocasión, bien merece un amplio comentario aparte.
Como decía, al llegar a Torre Añué, abandono Navarra y las Tierras de Sangüesa (Zangotza) para entrar en Aragón, Tierras de Sos del Rey Católico y Valle de las Cinco Villas. Ahora las balizas roja y blanca me acompañan por el camino agrícola polvoriento para al abrigo de unas encinas, sobre las 3 de la tarde, hacer una parada y dar cuenta del medio bocadillo de chistorra que me sobró anoche además de unos buenos tragos de vino rosado.
Doy vista al bello pueblo medieval de Sos del Rey Católico al que me voy acercando para iniciar el ascenso por la antigua calzada que termina entrando en Sos a través de la Porta del Mudo y penetrar en sus estrechas callejas, bonitas casas-palacio, bellos rincones, castillo, torres, iglesias, etc. etc. todo ello disfrutado en la soledad de un día de diario, algo fresco y venteado pero que vuelvo a disfrutar con verdadera emoción.

Enclave medieval de Peña


Me alojo en el Hostal las Coronas (Tel. 948888408 e-mail fernando@lascoronas.e.telefonica.net) donde Fernando me atiende amablemente dándome habitación confortable y acogedora, la noche se echa encima rápidamente, por las calles enfila el frío aire del norte con lo que ni los gatos salen fuera.

Enclave medieval de Peña


Datos del GPS: Distancia recorrida 37,6 km. Tiempo en movimiento 7h21m. Tiempo detenido 1h23m. Tiempo total empleado 8h44m. Media total 4.3 k/h. Desnivel acumulado 742 m.

Enclave medieval de Peña

ENCLAVE MEDIEVAL DE PEÑA
Peña es una villa histórica que formó parte de una serie de fortificaciones para contener el avance de los moriscos, deshabitada desde hace bastantes años pero que mantiene en pie algunos bellos ejemplos de la arquitectura medieval como la torre que preside el conjunto desde lo alto de un espolón, torre almenada, iglesia gótica y otras casas de cierto relieve.
Todo este conjunto está muy cercano a Torre Peña en Tierras de Sangüesa (Zangotza) al que se llega a través de una senda por zonas arboladas. Solo se aprecia, desde alguna distancia, la torre medieval en lo alto de una roca, el resto de la villa está escondida en la ladera de una gran roca inclinada y lisa.
Ahora, a pesar de haber sido declarado Bien de interés cultural en el año 1997, con la construcción de un gran parque eólico, el conjunto ha quedado rodeado de gigantescos molinos de viento que distorsionan el hermoso espectáculo que se podía contemplar hace algunos años.
Para los senderistas que caminen por la Cañada de los Salacencos, Cañada de los Roncaleses o bien el Sendero Histórico GR1, bien merece la visita en una corta desviación a un lugar bastante bien conservado que nos transportará a épocas medievales al recorrerlo y contemplarlo.

PERFIL DE LA JORNADA