03 BÁRZANA – LLANUCES – BÁRZANA 28k.

Día 10-07-2018. Terminado el desayuno que Rafa me tenía preparado y ya con el macuto a medias pues la ruta de hoy será circular y retornaré a Bárzana nuevamente por la tarde, a las 8h45m doy comienzo a la jornada descendiendo por la carretera durante un par de kilómetros hasta un punto en que el GR109 gira a la derecha en fuerte ascenso a través de una carretera que lleva a varias aldeas en las laderas de la montaña. Ha amanecido con fuertes nieblas que no desaparecerán de tal forma que no lucirá el sol en todo el día.

Aldea de Las Vallinas


Coinciden en diferentes tramos el GR109, GR207 y el GR106, esto supondrá una pequeña complicación puesto que en determinados puntos se separan dando lugar a algún despiste como veremos a continuación. Voy superando varias pequeñas aldeas siempre en fuertes repechos, en una casa una señora barre el portal, le hago alguna pregunta y el enrolle está asegurado de inmediato, me advierte que no pase sin visitar la Ermita del Alba que bien merecerá la pena el esfuerzo de subir algunos metros hacia donde se ubica.

Ermita del Alba


Al cruzar la aldea de Las Vallinas, ya sobre los 800m de altura, sigo las balizas roja y blanca que me llevan a la parte alta de las ruinosas casas donde no encuentro la continuidad de la ruta ni ninguna persona a quien preguntar, finalmente vuelvo sobre mis pasos para comprobar que las balizas deben corresponder a una ruta distinta a la que yo sigo. Ahora sí continúo la ruta del GR109 por la pista asfaltada en fuerte ascenso.

Ermita entre nieblas


Comienza a tronar con fuerza, esto se pone feo, pintea suavemente pero de momento no parece serio, la pista termina en un parking de la Ermita del Alba, interpreto que la ermita está cerca pero no doy con ella hasta que veo el mapa con detenimiento, sigo pues hacia amplias y verdes campas algo más arriba en una especie de gran collado ahora por unas roderas hasta dar con un todoterreno en medio del camino de ascenso a la ermita, al pasar al lado del vehículo el conductor se baja, me dice que también sube a la ermita pues están haciendo allí unos trabajos.

Interior de la Ermita del Alba


Se trata de Durán con quien asciendo en animada charla preguntándole mil y una cosas, me dice que el 15 de agosto se hace una romería a la que acude muchísima gente de los alrededores. Se halla la ermita en un monte muy escarpado en la ladera oeste, la que mira hacia el Valle de Quirós con soberbias vistas alrededor puesto que la altura aquí es de 1.250m, es decir casi 1.000m más que el fondo del valle. Las nieblas lo cubren todo alrededor arriba aunque abajo aún puedo ver los valles y aldeas.

Alrededores de la Ermita


La imagen de la virgen, en el centro del pequeño templo con pinturas en los techos, es muy venerada en todo el concejo lo demuestra la masiva afluencia de romeros el 15 de agosto. El pequeño templo está ubicado en la Sierra del Aramo desde donde se divisa todo el Concejo de Quirós en un día claro. Como se ha puesto a lloviznar y son casi las 12, aprovecho para comer el bocata bajo techo, al poco rato me quedo congelado, la temperatura ha descendido hasta los 12 grados. Me despido de Durán y Oscar que hacen trabajos de limpieza y arreglos preparando la estancia para la masiva romería que se realizará dentro de unas semanas.

Sierra del Aramo


Inicio el descenso hacia las verdes campas, ha dejado de lloviznar pero la hierba y matorrales han acumulado mucha humedad que van descargando sobre mis botas y piernas. Tomo ahora un camino en medio de las amplias praderas rodeadas de un amplio cordal calizo cuyo pico más elevado Gamoniteiro (1.791m.) tiene su cumbre adornada por varias antenas de comunicaciones donde se llega mediante un camino que parte de las cercanías del Alto de la Cobertoria, es la Sierra del Aramo.

Mortera de Llanuces


El camino que sigo a continuación, ya solo una rodera, entra en las campas donde me paso una derivación a la derecha, la niebla no permite ver con claridad los alrededores y la hierba tampoco es muy adecuada para la orientación, así que vuelvo sobre mis pasos para continuar por la ladera sur de la Mortera de Muriellos donde la señalización del GR109 es muy deficiente así que pierdo contacto con las balizas entrando en zonas con infinidad de trochas que hace el ganado hasta llegar a una gran hondonada desde donde veo, muy abajo, el pueblo de Llanuces mi destino inmediato.

Llanuces - Horreo


Cruzo, en descenso, una vaguada verde donde pasta un grupo de yeguas con sus crías iniciando el inclinado descenso entre gigantescos helechares de dos metros de altura a través de una estrecha vereda casi cubierta por los helechos hasta contactar con una caleya (calleja) con el suelo empedrado muy húmedo y resbaladizo como si lo hubieran untado con aceite, la espesa vegetación cubren la calleja completamente, me he de agachar para superar las ramas, total que he de bajar muy despacio por el peligro de dar con mis huesos en el suelo patinando sobre las losas húmedas.

Llanuces - Palacio de Miranda


A las 14h30m entro en la ladea de Llanuces que se halla a 820m de altura, hay muchos hórreos de madera gigantescos, aunque es un pueblo muy deshabitado, no hay ningún alojamiento donde pernoctar a pesar de que el Palacio de Miranda tiene un cartel de Turismo Rural pero llamé por teléfono y nadie atendió mi llamada, ni siquiera un bar donde tomar una cerveza a pesar de ser un pueblo muy bonito rodeado de espesos bosques, el resto de alojamientos que había cerraron hace tiempo por falta de clientes me cuentan.
Tomo la carretera en descenso hacia Bárzana durante 6k bajando plácidamente contemplando el largo valle cubierto de espesos bosques hasta las faldas de Peña Ubiña al fondo. A las 16h llego a Santa Marina, un punto de cruce de carreteras donde hay un bar, se trata del Chigre “El Vikingo” regentado por Rudi, un simpático y amable motero belga que quedó varado aquí en la Asturias profunda en el Conceyu de Quirós. Buen enrolle con Rudi mientras devoro un plato de quesos variados y una fresca sidrina. Gracias Rudi por aguantar el rollo de este solitario senderista.
Nada más retomar la ruta por la Senda del Oso hacia Bárzana a casi 2k de distancia, se pone a tronar con fuerza, cae la incesante lluvia que va empapando mi cuerpo serrano, a medio camino se desprenden unas hermosas cascadas atronadoras en el Río Trubia que puedo ver entre la espesa vegetación, impresionante la fuerza del agua. A las 17h35m entro en Bárzana bajo el diluvio, en el Hotel Valle de Quirós me seco al completo, fuera sigue lloviendo hasta bien entrada la noche.
Datos del GPS. Distancia recorrida 28k. Tiempo en movimiento 6h30m. Tiempo detenido 2h15m. Tiempo total empleado 8h45m. Media en movimiento 4,4 k/H. Media total 3,2 k/h. Ascenso acumulado 1.093m. Descenso acumulado 1.044m.

PERFIL DE LA JORNADA