16 ARCOS DE JALÓN – CETINA 33,5K

Día 4-05-2015. Nuevamente recorro el Valle del Alto Henares ahora cómodamente sentado en el tren que a continuación desciende por las Hoces del Jalón hasta Arcos de Jalón (Soria) donde continuaré el periplo senderista por el GR160 Camino del Cid en esta 4ª fase que pretendo terminar el próximo viernes en Monreal del Campo (Teruel) si todo sale como tengo planificado.

Castillo de Montuenga de Soria


A las 10h25m me apeo del tren en Arcos de Jalón en una mañana con nubes altas y fuerte viento de espalda, la temperatura de unos 25 grados haciendo algo de bochorno, afortunadamente no veré el sol durante toda la jornada pues en algunos instantes en que ha lucido es insoportable. Los sembrados de cereales están intensamente verdes rodeados de amapolas y flores, la primavera está en todo su esplendor.
Tomo un camino entre sembrados hacia el este que me lleva al pueblo de Aguilar de Montuenga a corta distancia y que cruzo sin ver a nadie, aún permanecen en pie viejas construcciones de adobe y piedra, lo que fueron casas y antiguos establos de ganado en estado ruinoso. Nada mas salir del pueblo aparece de frente, a un kilómetro de distancia, sobre un cerro, el Castillo de Montuenga de Soria con dos esbeltas torres aún en pie. Hacia allí me dirijo, hacia el pueblo de Montuenga de Soria a los pies de lo que fue imponente castillo, solo me cruzo en el pueblo con un par de señoras a la puerta de una casa.

Camino de Santa María de Huerta


Continúo la ruta divisando a lo lejos, hacia el norte, la Sierra del Moncayo con algo de nieve en sus laderas sur, varios buitres sobrevuelan los alrededores y varios abejarucos frecuentan las laderas de terracota rojiza donde anidan pero son las perdices las aves más frecuentes a mi paso.

Monasterio de Santa María de Huerta


Sigo por las cercanías del Río Jalón hasta llegar a Santa María de Huerta cuando el reloj marca las 12h35m, entro en el Monasterio de Santa María de Huerta cisterciense con bonita fachada gótica. No es hora para la visita, además no ando muy sobrado de tiempo, en otra ocasión lo visitaré como es reglamentario. Todas las dependencias están protegidas por un alto muro que rodea el monasterio por el que habré de salir en la continuación de mi ruta.
Lo que si estaba abierto es la tienda del monasterio donde venden diversos productos y bebidas realizados por los monasterios de la orden así que con el fin de acompañar mi almuerzo de los próximos días adquiero una botella de vino Valdebegón, un tinto reserva que ya conozco de otras visitas monásticas y que degustaré con placer campestre no tardando mucho pues los leones de mi estómago ya comienzan a rugir.
A continuación tomo un camino que me llevará de forma directa al pueblo de Monreal de Ariza evitando dar un enorme rodeo por el pueblo de Torrehermosa, debido a haber iniciado la jornada demasiado tarde no me sobrará tiempo para arribar al pueblo de Cetina donde pretendo pasar la noche. Antes de llegar a Santa María de Huerta he pasado cerca de las ruinas del Castillo de Belimbre sobre un cerro calizo.

Cetina-Bodegas


Así pues llego a Monreal de Ariza, poco antes he vuelto a enlazar con las balizas del GR160 Camino del Cid que viene de Torrehermosa. Aquí en Monreal de Ariza consigo que un paisano me deje un sacacorchos para abrir la botella de vino pues pretendo hacer la parada para el almuerzo al salir del mismo pueblo. Algo mas atrás he entrado en Aragón. Destacan en Monreal de Ariza las ruinas del Castillo de Mont Regal (SXII) también en una elevada zona. La temperatura continúa siendo sofocante.
Nada mas abandonar Monreal, cuando son las 14h35m, hago la obligada parada para el almuerzo, un bocata de tortilla y buenos tragos de vino recuperando fuerzas que bien necesito. Sigo la ruta teniendo a la vista, a lo lejos, Ariza a la vera del Jalón, sus riberas cubiertas de chopos y huertos bien cuidados pues los sedimentos deben ser muy fértiles igual que los campos de cereales muy verdes.
Dejo Ariza a la izquierda a pocos metros continuando por los solitarios caminos, en toda la jornada solo me cruzaré con un tractor y dos furgonetas. Un ciervo joven sestea al lado del camino sin notar mi presencia hasta que llego a su altura a un par de metros, al darse cuenta sale disparado dando saltos a toda leche campo a través.

Palacio-Castillo de Cetina


Doy vista al pueblo de Cetina rodeado de casetas de adobe que según parece son bodegas antiguas, es terreno de vides pero en pequeñas explotaciones además no parecen muy cuidadas las que he visto. A las 17h40m entro en Cetina destacando un gran castillo-palacio Palacio de Quevedo gótico (SXII-XVI), un pueblo grande pero bastante deshabitado como casi todos los que visito, no encuentro a nadie a quién preguntar por el Albergue Municipal, he de llamar por teléfono a Rosa (Teléf. 976844108) para que me indique la forma de llegar pues está justo en el lado contrario por el que he entrado en el pueblo.
Finalmente lo encuentro, Rosa me ubica en una sala con varias literas pero soy el único huésped, está muy bien instalado y bastante nuevo, perfecto para pasar una noche, además hay cafetería donde cenar y desayunar, Rosa es una excelente cocinera como comprobaré en la cena además de servicial y atenta.
El pueblo tiene fama por una danza muy especial, se trata de la Contradanza de Cetina, un curioso baile dirigido por un bastonero que intenta imitar, de forma popular, los bailes de la nobleza, los danzantes están disfrazados con unas caretas de blanco y negro contrastando con la penumbra, se realiza de noche con antorchas y como casi siempre en este tipo de danzas hay un diablo. Se realizan cuadros compuestos por los danzantes como castillos humanos representando determinadas imitaciones o parodias, la música es repetitiva obsesivamente.
Datos del GPS: Distancia recorrida 33,5k. Tiempo en movimiento 6h32m. Tiempo detenido 55h. Tiempo total empleado 7h27m. Media en movimiento 5,1 k/h. Media total 4,5 k/h. Ascenso acumulado 254m. Descenso acumulado 387m.

PERFIL DE LA JORNADA