FARO DE FISTERRA – LIRES 23,4K

Día 13-03-2014, 2ª Parte. Doy comienzo ahora a O Camiño dos Faros, una ruta que finalizaré en Malpica el próximo mes de julio, de momento llegaré hasta Muxía en dos jornadas muy intensas y emocionantes como veremos a continuación.

Praia do Mar de Fora


Inicio pues a la 12h15m el ascenso desde el Faro de Fisterra por las laderas del Monte do Facho (241m) dando vista a los farallones donde rompen las olas con mucha fuerza y las amplias panorámicas hacia el norte, enfrente según mi dirección y la gran Praia do Mar de Fóra que habré de cruzar en su totalidad en breves momentos. Este mar de fóra como dicen por aquí es abierto y muy batiente no como el de la Enseada da Langosteira al este mucho más plácido y tranquilo.
Desciendo entre el pinar por una bonita corredoira muy agradable hasta las afueras de Fisterra nuevamente enlazando con la Senda Mar de Fóra con buena base de madera que me baja hasta las finas arenas de la playa donde las agradables y suaves olas llegan hasta la orilla por donde camino placenteramente guardando fuerzas para el ascenso inclinado que me espera al final de dicha playa.
El duro ascenso me lleva por el Monte Pión hasta una estación con antenas telefónicas en lo alto del Veladoiro (234m) siempre teniendo a mi izquierda los verticales paredones rompientes de las olas que baten con gran estruendo, la brisa marina que sopla de poniente alivia mis esfuerzos, mi piel agradece la humedad que viene del mar yodando mi cuerpo y pulmones resecos.

Rompientes


Cruzo una zona herbosa de suaves laderas llamada Monte da Lagoa debiendo saltar algunas alambradas, de cuando en cuando encuentro balizas blanca y amarilla de PR y algún mojón de madera con las mismas indicaciones. Al entrar en el Monte de Arnela he de abandonar el sendero puesto que la zona ha sido quemada ayer mismo por funcionarios de la Xunta según me cuenta un paisano puesto que aún huele a quemado, así que algunos metros por encima del negro suelo continúo hacia el norte hasta entrar en un pinar y descender a derecho para enlazar nuevamente con el sendero dando vista a la bonita Praia de Arnela una pequeña cala de fina arena donde el paisano me indica que en verano vienen muchos extranjeros a practicar el nudismo puesto que el acceso es algo complicado y está bastante solitaria.

Praia de Arnela


El sendero estrecho, por el que circula un tubo de conducción de agua, da vista a los rompientes donde un pescador se afana con la caña en ristre sobre las peligrosas rocas. Desemboca el camino en la aldea de Denle y mas adelante en Castromiñán ubicadas en laderas con tierras muy fértiles sembradas de cereales, un obrero en el tejado de una casa me avisa que voy por el camino equivocado pues el Camino de Santiago sigue otra ruta distinta y por donde yo voy no tiene salida. Bueno, le digo, ya me las arreglaré si puedo. Sigo pues hacia los altos acantilados del Monte do Castelo desde donde contemplo los rompientes de las olas desde 100m de altura. Un todoterreno abandonado por avería ha quedado varado en este inclinado y peligroso paraje.
Hago una breve parada a las 15h40m para comer las viandas que amablemente me preparó Alfonso del Hotel As Hortensias de Corcubión, me saben a gloria bendita. Sigo ascendiendo hasta la Punta do Rostro dando vista a la interminable Praia do Rostro que habré de cruzar de lado a lado caminando sobre las finas y blancas arenas, bueno y algunas basuras por doquier. Al cruzarla aprecio la absoluta soledad de este bello paraje.

Monte do Castelo


Ya casi al final del cruce de la playa me encuentro con Borja y Laura, dos jóvenes gallegos con quienes me enrollo un rato de palique, luego he de vadear un arroyo que desemboca en el mar hasta llegar al final de la arena y comenzar el ascenso a través de una trocha entre tojos y zarzas que me lleva a A Mexadoira, un apartado farallón donde desemboca en cascada un arroyo al lado de una gran roca en medio del mar, es el Coído do Ensarro.

Praia do Rostro


El sendero asciende vertiginosamente por el Monte da Vela y Monte da Poza a 100m de altura descendiendo hacia el Mellón de Lires, un promontorio que da vista a la extensa Praia de Nemiña y la Praia de Lires aquí abajo mismo, un bonito espectáculo. En un punto me cruzo con las flechas amarillas del Camino de Santiago que me acompañarán hasta Lires.

Coido do Ensarro


Mi itinerario está marcado en parte con un punto y flecha verdes muy pequeños en las rocas, no sirven para el seguimiento del itinerario puesto que solamente están visibles en esporádicos lugares donde haya una piedra o roca, solo valen para confirmar su seguimiento en algunos puntos y no como guía.

A Mexadoira


A las 18h39m entro en el pueblo de Lires habiendo pasado frente a una gran piscifactoría que vierte un gran chorro de agua al río. Pablo me recibe en el Hotel As Eiras (www.ruralaseiras.com) con suma amabilidad, además tendremos una larga y amena charla sobre mi itinerario por O Camiño dos Faros muy interesante. La cena es casera con productos del mar, una verdadera delicia, me llevo un muy grato recuerdo de Pablo y del bien acondicionado Hotel As Eiras de Lires.

Praia de Nemina


Datos del GPS: Distancia recorrida 23,4k. Tiempo en movimiento 5h22m. Tiempo detenido 51m. Tiempo total empleado 6h13m. Media en movimiento 4,4k/h. Media total 3,9k/h. Ascenso acumulado 664m. Descenso acumulado 757m.

PERFIL DE LA JORNADA