06 AGUIÑO – CORRUBEDO – A AGRA 34,7K

Día 1-09-2020. Bajamos al puerto para tomar un completo desayuno en un bar que está abierto, de frente está la lonja donde ya se afanan los pescadores, son las 8h cuando está amaneciendo en un ambiente marinero con temperatura fresca, iniciamos la ruta saliendo del puerto para tomar un sendero bien pavimentado al lado de una serie de boliños de granito cruzándonos con algunas personas que realizan su matutino paseo.

Amanece en la costa de Aguiño


Cinco gigantescas figuras blancas de percebes de unos dos metros de altura despiden nuestra salida de Aguiño, seguimos a ratos por una pasarela de madera cuando el sol inicia su jornada calentando el ambiente estamos en el Monte de Couso. Transitamos por una serie de pistas en algún caso entre pinos hasta desembocar en una estación depuradora de aguas y una fábrica de harinas de pescado a lo lejos tenemos una primera perspectiva de Corrubedo y las inmensas dunas que lo rodean.

Corrubedo al fondo


En el mar los marineros de los barcos pesqueros se afanan en recoger los cestos de mariscos localizados por unas boyas flotantes de colores, rodeamos un centro cocedero de mariscos que absorbe agua del mar a través de una gran tubería que luego expulsa a borbotones donde hay un enjambre de gaviotas aprovechando lo que sale de la tubería a gran presión. Ahora nos toca luchar con los agresivos y picantes tojos que casi cubren el estrecho sendero dejando nuestras piernas arañadas por todas partes, más adelante rodeamos otra nave de salazón de pescado.

Algas en la playa


Entremos en el Parque Natural do Complexo Dunar de Corrubedo e Lagoas de Carregal e Vixán pisando sobre las algas secas que deja el agua en la arena al retirarse en la marea baja, es un pasillo verde por donde caminamos con más comodidad mucho mejor que pisando la fina arena, dejamos a la derecha la Lagoa de Vixán que aparentemente no divisamos que tenga agua, solo mucha hierba y muy verde. Seguimos por el borde del mar arrullados por el murmullo de las suaves olas al desplazarse sobre la arena, un sonido muy relajante.

Praia de Vilar


Abandonamos la Praia de Vilar en la Enseada de Corrubedo ascendiendo al parking donde hay varios vehículos y una cafetería, aquí a la sombra de los pinos nos embadurnamos de crema solar, seguimos hasta el Centro de Interpretación do Ecosistema Litoral de Galicia que dejamos a nuestra izquierda entre el pinar. Continuamos por la pista hasta cruzar la carretera e iniciar el inclinado ascenso con el fin de visitar el Miradoiro da Rá y el castro en el Monte Castro Cidade (209m) vértice geodésico en su cumbre.

Miradoiro da Rá


Aunque hay un estrecho sendero entre el espeso tojal preferimos seguir la pista que llega al mirador haciendo un corte a derecho, el Miradoiro da Rá alrededor de una gigantesca roca de granito que desde un ángulo se asemeja a una gran rana pero lo más interesante son las grandes panorámicas que se ven en todas las distancias, la Ría de Arousa, Islas Cíes, Corrubedo y sus dunas, la Península de Barbanza al completo, etc. etc. fantásticas vistas. Por un inclinado sendero ascendemos los últimos metros hasta arribar al Castro Cidade donde se ha realizado una intensa labor arqueológica para restaurar lo que fue el asentamiento castrense de hace más de 2.500 años, Edad de Hierro.

Enseada de Corrubedo


Desde la cumbre ampliamos la perspectiva hacia los cuatro puntos cardinales, son las 11h52m cuando iniciamos el inclinado descenso por el lado contrario del monte a través de un estrecho sendero que penetra en el Monte da Cidade, un espeso bosque a cuya sombra seguimos bajando con mucha alegría y comodidad hasta arribar a una pequeña aldea donde se ubica un lujoso restaurante dedicado a eventos y celebraciones, Baiuca. Ahora seguimos por otro camino por la ladera del Monte da Lavandeira cubierto de eucaliptos, de nuevo bajo la agradable sombra.

Laguna y Marisma de Carregal


Cruzamos el cauce del Río de Artes a través de un puente de madera para adentrarnos en la Laguna y Marisma de Carregal, primero a través de hierba y vegetación baja pero algo más adelante la marisma es un barrizal negruzco donde hacemos equilibrios para no quedar enterrados hasta las rodillas o resbalar y quedar cubiertos por el negro barro, nos calzamos las sandalias o descalzamos directamente para no dejar inservible el calzado, a continuación vamos cruzando balsas y corrientes de agua pura y fresca para felicidad de nuestros pies, así llegamos a las dunas y playas enormes de finas arenas donde escasos bañistas y paseantes toma el sol o pasean al lado de las olas, el suelo está lleno de conchas de navajas.

Playa de Corrubedo


A las 14h entramos en Corrubedo, en el puerto hay varios bares con terraza donde el personal almuerza a la sombra, nosotros pasamos al interior, también en terraza cubierta del Bar Feruxe donde Diana nos atiende con simpatía, tapas de productos de la zona bien preparados para recuperar fuerzas y prepararnos para el largo tramo que aún nos queda por delante. A las 15h40m retomamos la marcha siguiendo por un sendero que nos lleva, al lado del mar, hasta el Faro de Corrubedo en el cabo del mismo nombre donde llega una carretera, un bus de Arawak se detiene descendiendo una larga excursión de visitantes.

Almuerzo en Corrubedo


Seguimos a través de un estrecho sendero a ratos entre vegetación rastrera y hierba, en otros por pedreras de granito accedemos a la Enseada de Balieiros y una serie de solitarias playas caminando con dificultad por las finas arenas arrullados por las olas en un constante ir y venir, la temperatura del ambiente es agradable puesto que sopla una brisa marina fresca permanente. A ratos una pasarela de madera nos permite caminar con cierto brío hasta llegar a la Punta do Corgo y Furna Brava donde nos cruzamos con una señora que lleva un gran perro. Desde la punta observamos en la distancia el Cabo de Fisterra, la Ría de Muros-Noia, aquí cerca la Enseada de Recabeira y el Monte Taúme (241m) donde se ubica una Torre de Vigilancia y Salvamento Marítimo.

Enseada de Recabeira


Seguimos el SR-1 balizado con las señales roja y azul para tomar otra pasarela de madera y entrar en las cercanías de la Lagoa de San Pedro de Muro y su brazo de agua hacia el mar, al final la podemos cruzar puesto que el agua se estanca y no circula, continuamos dejando a la derecha la Lagoa de Xuño, aquí abandonamos la costa por un camino en ascenso para dirigirnos al alojamiento que hemos reservado para esta noche. Entramos en el Camping Fraga Balada pues estamos deshidratados y necesitados urgentemente ingerir líquidos, unas cervezas con limón bien frescas nos dejan completamente rehabilitados.

Atardecer en As Furnas


Continuamos los pocos metros que nos quedan para llegar a los Apartamentos Xuño en A Agra, a las 19h15m, nos recibe Luis, acomodados y refrescados nos acercamos al Bar Restaurante As Furnas al lado del mar a cenar dentro pues el viento sopla muy fresco, contemplamos la bonita puesta de sol sobre el mar y al retornar al aposento contemplamos la luna llena como envidiosa de la puesta de sol al aparecer en el horizonte, por el este, tomando el relevo de la tenue luz, unos bellos momentos en la soledad de este tramo.
Datos del GPS: Distancia recorrida 34,7k. Tiempo en movimiento 7h40m. Tiempo detenido 3h30m. Tiempo total empleado 11h10m. Media en movimiento 4,6 k/h. Media total 3,1 k/h. Ascenso acumulado 360m. Descenso acumulado 292m.

PERFIL DE LA JORNADA