CIRCO DE ARMEÑA

Día 22-7-03. Para completar estas tres jornadas por el Pirineo Aragonés y con la intención de retornar a casa por la tarde, he programado esta excursión más bien cortita.
Me desplazo, muy temprano como es mi costumbre, desde Cerler hasta Seira y después, por la estrecha y mal acondicionada pista, hasta la pequeña aldea de Barbaruéns, donde pasé noche realizando el GR15 hace algún tiempo.

Barbaruéns-Camino de Armeña

En aquella ocasión unos paisanos me llevaron en el todoterreno hasta los 1.500 metros de altura, ahorrándome por tanto casi 400 mts. de desnivel que ahora subiré con mis piernas. Vuelvo a ver las viejas escuelas sin ventanas, donde pasé aquella noche, como quien dice al sereno, pero en una hermosa noche estrellada, agradeciendo el fresco que entraba por todos lados, pues el calor de aquellos días era más bien sofocante.

Camino de Armeña


A las 8 en punto tomo la senda marcada con las balizas roja y blanca del GR15, que en aquella ocasión no seguí, comenzando un ascenso brutal a través de losas calizas por donde se aprecia que cuando llueva con intensidad, deben bajar las aguas a velocidad de vértigo. Serán 500 metros que me hacen sudar hasta por las orejas, una señora que desciende, según me dice de regar, me anima diciendo que es la parte más dura del camino, que desde luego, hacia el mediodía no hubiera podido subir, el sol me habría derretido.

Camino de Armeña


El olor del boj es muy intenso, es el fresco de la madrugada que hace desprender los olores de las plantas. Las cimas de Armeña están cubiertas por nieblas altas que se mueven con rapidez, lo que indica que arriba sopla fuerte el viento, veremos que ocurre cuando llegue, ahora la temperatura es alta para la hora que es, unos 16 grados y eso que estoy a 1.125 metros de altura.
Cuando llego al cordal, las balizas del GR15 comienzan a descender hacia el profundo barranco, a la vuelta seguiré dicho itinerario, pero ahora continúo por las zonas altas que seguí la vez anterior, quiero repetir las hermosas vistas que disfruté en aquella ocasión, sobre todo del Salto del Gargalluso y los paredones que cierran el Barranco Fondo luego denominado Arroyo de Bilsé Riguelo y cuando se une al que baja de la Aigüeta de Barbaruéns, pasa a denominarse Río de Barbaruéns, conformando unos estrechamientos y hoces muy violentos, muchas cascadas y pozas de aguas azules y frías.

Cresta de Armeña y Refugio


La pista de tierra que viene de Barbaruéns sigue hacia Plan, descendiendo primero a cruzar el barranco, yo continúo por la izquierda por otra pista más deteriorada y en constante ascenso, en un recodo hay un coche pequeño francés, luego vería a sus dueños en Armeña. Hacia los 1.600 metros de altura comienzo a ver el escarpado estrechamiento y las verticales paredes, he de asomarme entre los grandes pinos y abetos para poder divisar el profundo desnivel. La pista se termina hacia los 1.500 metros y a continuación una senda cruza los pinares y en dos ocasiones desciende a cruzar la inclinada y vertiginosa canal de bajada de aguas que en su final conforma el desprendimiento del Salto del Gargalluso, al cruzarla y mirar para abajo, donde se pierde de vista, se ponen los pelos de punta imaginando salir disparado y caer 700 metros en vertical, sobre todo en invierno cuando esté cubierta de nieve, es mejor no pensarlo y cruzar deprisa. Algo más atrás, una liebre muy grande ha salido dando saltos a unos 30 metros asustada al verme.

Punta Alta y Collado de Aibón


El sol ilumina las Crestas de Armeña, paredes con un colorido rojizo y unas curiosas formaciones laminadas en estratos realmente bellas, estoy en el Collado del Ibón a 1.900 metros de altura, el lago abajo donde se reflejan las montañas en sus cristalinas aguas, los alrededores cubiertos de hierba y grandes abetos, el ganado pastando apaciblemente, todo un espectáculo. Me dirijo hacia el Refugio de Armeña caminando por la alfombrada senda entre las vacas y sus terneros que toman el sol en este hermoso rincón, la cima de Cotiella sigue cubierta de nieblas espesas, cosa que será igual durante toda la mañana.
A las 10,15 llego al Refugio de Armeña que se ubica a 1.865 metros de altura, tiene en su interior un radio-baliza para una emergencia, además de literas para dormir, mesa y sillas, bien acondicionado para pasar alguna noche en este apartado lugar, no hay nadie por los alrededores, solamente el matrimonio francés que veré más tarde, probablemente es uno de los lugares menos visitado del Pirineo y al mismo tiempo de los más espectaculares. He caminado hasta aquí 8,5 kmts. en 2,10 horas totales, 20 minutos parado y 1,50 horas efectivas en movimiento. Curiosamente en este lugar tan apartado puedo hablar por teléfono, cosa que me da cierta confianza.

Brecha de las Brujas y Pico de Espouy


Sigo ahora en dirección al Collado de Cotiella por una senda marcada con hitos, en algunos momentos por enormes pedreras de pequeños guijarros rojos, como las paredes de donde han caído, pero en general por tramos de praderas y lanchas calizas. Cuando llevo caminando unos 20 minutos me encuentro con una señora francesa, con dificultades logro entenderle que su marido ha subido a Cotiella hace un par de horas, ella lo esperará aquí, vaya paciencia pues seguramente entre el ascenso y descenso tardará 4/5 horas.
Cuando llego a los 2.200 metros de altura me encuentro con un gigantesco hoyo y alrededor todo el Circo de Armeña con una serie de agujas, crestas y paredes escarpadas, este gran hoyo tiene multitud de simas, cuevas y filtraciones, pues no tiene salida ninguna, está más bajo que la parte donde estoy y hacia ambos lados, la acumulación de humedad hace que haya mucha hierba y zonas verdes, pero también promontorios calizos, es todo un espectáculo. Como quiera que las nieblas no tienen aspecto de desaparecer y cubren desde el Collado de Cotiella, que está a 2.500 metros, hasta el otro Collado al lado del Pico Espouy, decido sentarme relajadamente a contemplar el hermoso panorama, hacer unas fotos y retornar al Refugio.

Cotiella

Son ahora las 11,15 de la mañana y comienzo el regreso, en el camino me encuentro un pequeño corderito muerto, es raro que los buitres no lo hayan visto, parece que ha muerto hace pocas horas. Algo más adelante, en una roca, un letrero dice así “JUAN ANTONIO DE MIGUEL RUIZ, fallecido en Cotiella el 29 de Diciembre de 1.984. Que tu maravilloso recuerdo se identifique por tu gran amor a la montaña, por favor, que en ella no tengan nunca más cabida ni los egoistas ni los insensatos. TU FAMILIA.”
Cuando llego al refugio miro hacia atrás y veo que las nieblas son más intensas y cubren casi todas las cimas, por tanto la idea de retornar ha sido la correcta. Ahora seguiré las balizas roja y blanca del GR15 que desciende por todo el Barranco con un fortísimo desnivel, de casi 1.000 metros, al menos bajaré al lado del agua, aunque he llenado las cantimploras y luego no necesitaré más. Al principio la senda sigue el centro del barranco entre grandes bloques de piedra, saltando de un lado al otro y salvando fuertes escalonamientos, no es que vaya muy tranquilo, pues las balizas a veces brillan por su ausencia y voy un poco despistado, pero no hay otra alternativa y cuando he descendido 200 metros ya no habrá vuelta atrás. Algo más adelante la senda es algo más visible para tomar por la base de los grandes paredones, sobrecoge el mirar hacia arriba y ver en algún punto un desprendimiento de rocas que han arrasado la senda y todo lo que encontraron a su paso, árboles, rocas, todo se lo llevaron por delante hasta la base del barranco. En algún punto grandes ejemplares de haya conforman un bonito bosque que la senda atraviesa por su fresca umbría, luego, aprovechando una canal vertical y pedregosa, desciende a derecho unos 100 metros en otro gran escalón. Ya en zonas mas llanas y herbosas, atravesando un bonito bosque de boj, llego al cruce con la pista que viene de Plan, decido seguir por ella hasta Barbaruéns. Cuando llevo caminando unos minutos y es la 1,30, aparece un coche con una pareja de jóvenes austríacos aficionados al barranquismo, llevan el coche lleno de toda la parafernalia, en pocos minutos me ponen en Barbaruéns. Ahora a regresar a casa.

Datos del GPS: Kmts. recorridos 16. Tiempo total empleado 5,20 horas. Tiempo parado 1,16 horas. Tiempo efectivo 4,02 horas. Media en movimiento 3,9 kmts. hora.