VALLE DE LLITEROLA - PICO PERDIGUERO

Día 2-7-00. Poco después de las 9,30 de la mañana he llegado al punto donde el Torrente de Lliterola cruza por debajo de la carretera que sube de Benasque y muere dos kmts. más arriba, antes hay un desvío a la derecha, la pista pasa por los Llanos del Hospital, donde hay un modernizado hostal, finalmente dicha pista muere en La Besurta a 1.900 mts. de altura, antes de llegar al final del valle.

Maladetas y Vallibierna

Como hoy es domingo no han circulado camiones, tampoco autobuses debido a la huelga que mantienen desde hace unos días, así que aún saliendo de Madrid a las 5, la verdad he tardado bien poco. El día está despejado y hace mucho viento, a medida que voy tomando altura es racheado y algo molesto, pero ahora, al comenzar a ascender, agradezco la fresca brisa, de otra forma el calor sería sofocante.

Pico Perdiguero

En el ascenso cruzo a través de un agradable bosque de abetos, avellanos y boj, pero enseguida se termina la sombra, ahora son praderíos y a partir de los 2.300 mts. pedreras de granito. De vez en cuando vuelvo la vista atrás para contemplar el espectacular panorama, Las Maladetas, Vallibierna, todo el conjunto de valles y cumbres, grandes neveros adornan las laderas y más abajo grandes abetales. Alcanzo a un chico y una chica que suben con mucha calma y con notable fatiga, algo más adelante un numeroso rebaño de rebecos huyen al acercarme, hay bastantes ejemplares muy jóvenes, algunos de pocos meses. A mi izquierda queda una especie de pequeño refugio, es la Cabaña del Forcallo con muy buen aspecto, algo más arriba, hacia los 2.200 mts. el fuerte torrente se desprende por unas rocas conformando una bonita cascada, el agua se rompe convirtiéndose en espuma y el fuerte viento la levanta llevando la fina lluvia hacia donde paso, hasta me agrada mojarme.

Laguna de Lliterola

Antes de desprenderse la cascada se forma una pequeña laguna de agua azul y transparente, también heladora, aquí hago una pequeña parada a reponer fuerzas para lo que me queda por delante. Continúo subiendo para cruzarme con un joven matrimonio catalán, me cuentan que han estado acampados arriba en el Lago de Lliterola, descienden bien frescos, yo sudando tinta.

Posets desde el Collado de Ubago

Los pastizales están adornados con varias clases de flores como lirios, margaritas, etc. dando un bonito colorido al paisaje. Comienzo a encontrarme entre grandes neveros, he llegado a los 2.500 mts. de altura, estoy en la Laguna de Lliterola donde dos chicas toman el sol protegidas del frío viento al lado de una pequeña pared de piedra. Los contrafuertes que rodean este circo son muy inclinados y el desagüe del lago superior es a través de una inclinada canal cubierta de nieve, el Pico Perdiguero es el centinela principal, su cumbre está a 3.221 mts.

Valle de Perramó y Pico Escorvets

El lago superior o Lago de Lliterola se halla a 2.800 mts. de altura, rodeado de grandes neveros, es un circo orientado al este y por tanto no le da el fuerte sol del mediodía. La subida se complica, tengo que girar a izquierda y derecha para aprovechar las zonas herbosas pues las paredes son muy escarpadas, además la señalización, a base de hitos o mojones de piedra, no sigue ningún orden. Dos chicos y una chica que bajan me orientan un poco, pero la verdad, es como un laberinto.

Maladetas y Aneto

A pesar de las dificultades, las vistas son grandiosas, ahora comienzan a aparecer las cumbres del Posets, Agujas de Perramó, Eristes, incluso el Circo de Armeña y Cotiella a pesar de estar algo lejos. Estoy en el Collado del Ubago a cerca de 2.800 mts. de altura, dando vista al Valle de Estós y todo el Macizo del Posets, realmente extraordinario. Sigo subiendo hasta la base del Pico Perdiguero a cerca de los 2.900 mts., pero hay tal laberinto de hitos que no soy capaz de definir una dirección, decido iniciar el descenso, tampoco veo a nadie por los alrededores y para colmo unas nubes de evolución comienzan a aparecer por detrás del Posets hacia aquí.

Maladetas-Aneto y Vallibierna

Retorno de nuevo por el laberinto, a veces he de retroceder y bajar por un lugar diferente. Por fin llego de nuevo a la Laguna de Lliterola, la verdad es que es muy temprano, son las 12,30, así que algo más abajo, donde me paré a almorzar al subir, hago una relajada parada a comer. He pasado al lado de las dos chicas, estaban apaciblemente dormidas, sin ruido he seguido mi camino. Después de la parada, continúo bajando, ahora teniendo enfrente Las Maladetas y Vallibierna, me paro a contemplarlos detenidamente, el día es muy largo y aún queda mucha tarde por delante. Un gran rebaño de ovejas, 3.000 me dice el pastor, pasta en las laderas aprovechando las tiernas hierbas.

Pico Perdiguero

A las 2,30 llego de nuevo al coche, tomo la pista y me dirijo a los Llanos del Hospital, donde he reservado aposento en el Hostal. Tienen tres tipos de alojamiento, hostal con 15 habitaciones, todas ocupadas, otro bloque que llaman Albergue, son habitaciones con 6 o 7 literas y baño en cada una. Y por último lo más económico, el refugio, habitaciones con literas y servicios comunes en el pasillo. Me ubico en el Albergue en una habitación ocupada por un caballero inglés, según me dice la encargada, mañana seremos bastante más, toda la habitación llena. Como son algo más de las tres de la tarde, decido hacer una relajada excursión por los alrededores, la chica del hostal me recomienda subir al Portillón de Benasque, dice que son 2,30 horas para subir y lo mismo para bajar, que raro pienso, nunca se ha tardado lo mismo en subir que en bajar. Bueno si son 5 horas, a las 8 estaré de vuelta, me dice que la cena la comienzan a servir a las 8,30, pues muy bien, subiré al Portillón. El Hostal se halla en un magnífico lugar, en medio del valle y en la base del Macizo de las Maladetas, realmente extraordinario, en invierno, según he visto en fotografías, la zona se convierte en pista de esquí de fondo.