TRIACASTELA – PORTOMARÍN (POR SAMOS) Kmts. 46

Día 23-9-94. Me levanto a las 7 y en un bar que hay a la salida del pueblo, donde se bifurca el Camino, a la izquierda a Samos y a la derecha directamente a Sárria, buen tazón de café con leche y ricas rosquillas caseras. Son las 7,30 y aún no ha amanecido, por tanto, de nuevo a ayudarme con la linterna, sobre todo el primer tramo que es por la carretera y con tráfico de camiones que van y vienen constantemente a una cantera. Hasta las 8 y durante unos 3 kmts. sigo carretera abajo, es el curso del valle que forma el río Oribio, con mucha vegetación y sobre todo castaños y robles, muy bonito.

Camino de Samos

Al llegar a una aldea, tomo a la derecha y por un camino muy bien señalizado, ahora entre pequeños prados y fincas, también por la ribera del Oribio, pero alejado de la carretera. Ha salido el sol y da de plano en los verdes prados, húmedos por el rocío, levantando una ligera niebla según los rayos del sol van comenzando a calentar. Al lado del río hay un viejo molino, que aún funciona, lo entro a ver y es toda una reliquia, que lástima que el dueño no esté por los alrededores para charlar un rato con él. El camino llega a un alto y desde aquí se ve, abajo a los pies, el Monasterio de Samos, bonito mirador. A las 9,45 llego al Monasterio, visito el albergue y una pequeña iglesia pre-románica que hay enfrente. El Monasterio lo comienzan a enseñar a partir de las 10,30 así que lo dejaré para otra ocasión, continúo hacia Sárria.

Monasterio de Samos

Durante unas 3 horas voy por el camino en solitario, ni siquiera algún paisano, soledad absoluta, lo cual es de agradecer, sobre todo por que los paisajes que son bellísimos y así me concentro en disfrutarlos bien. Ni siquiera cruzo aldea alguna, solo a lo lejos distingo algún poblado o caserío, pero a prudente distancia. Zonas de bosque, praderíos, arroyos, corredoiras, etc. en algún punto la niebla levanta y es un momento especialmente bonito, los rayos de sol penetrando a través de los árboles y calentando el ambiente. Como las dos variantes del camino se juntan en Calvor, algo más adelante, antes de entrar en Sárria, alcanzo al matrimonio de Segovia y juntos cruzamos en Sárria siendo la 1 del mediodía. En un bar me paro a comer de mochila, el matrimonio se queda un poco antes, al poco rato pasa delante del Bar, Ricardo, le invito a compartir la comida y luego un cafecito.

Portomarín-Iglesia de San Nicolás

Junto a Ricardo continuamos hacia Portomarín, donde llegamos a las 7,30, habiéndose hecho la tarde muy corta, claro hemos venido charlando todo el tiempo y no nos hemos enterado ni de la distancia ni del tiempo. En Portomarín visitamos primero el Albergue, está casi lleno, yo me hospedo en un Hostal enfrente de la iglesia, mi amigo Ricardo, como siempre se meterá en su saco y a dormir. Cenamos los dos juntos en el Hostal y se asea en la habitación, el pobre no anda bien de pelas, nos despedimos, yo madrugaré mañana, él se levanta más tarde.