BARCO DE AVILA – CABEZUELA DEL VALLE Km 36

Día 13-11-06. Hoy doy comienzo a la variante extremeña del GR10 que me llevará por la parte sur del Sistema Central, es decir por la Meseta Inferior, descendiendo a través del Puerto de Tornavacas al Valle del Jerte, cruzando los Montes Tras la Sierra por el Puerto de Honduras hacia el Valle del Ambroz, Valle del Alagón para entrar en Las Hurdes. Por las estribaciones sur de la Sierra de Gata cruzaré el Río Arrago cerca del Pantano de Borbollón y llegar a Perales del Puerto, San Martín de Trevejo ya casi en la frontera portuguesa para entrar en Caldas de Monfortinho cruzando el Río Eljas que sirve de separación fronteriza. El final del GR10 será en Lisboa.

Puente romano sobre el Río Aravalle


Voy a aprovechar estos dos días de otoño con una excelente temperatura y espléndido sol, jornadas bien aprovechadas con muchas horas de luz a pesar de ser mediados de noviembre.
Al llegar a Barco de Avila, a las 8 de la mañana, el termómetro del coche marca 4 grados bajo cero, los prados están blancos con la escarcha de la madrugada, las montañas lucen un tenue blanco del hielo, el cielo azul resplandece con la primera claridad del amanecer, a las 7h30m ya se puede ver todo alrededor. Esta temperatura tan baja durará muy poco pues hacia el mediodía probablemente sufriré los 25 grados a pleno sol, un sorprendente contraste al ir con guantes y forro polar a primeras horas y luego en pantalón corto y camiseta, sudando constantemente.
El bar del Barco donde acostumbrábamos tomar café, hace muchos años, cuando íbamos a Gredos, sigue con la buena costumbre de abrir muy temprano, así que lo primero es tomarme una gran taza de café con leche, luego comprar el pan calentito en la panadería y a continuación cruzar el bonito puente medieval sobre el Río Tormes saliendo por la Ermita del Cristo del Caño hacia la senda balizada del GR10 que se dirige a cruzar el Río Aravalle hacia el Puerto de Tornavacas. Vuelvo a contemplar el bello y bien conservado puente romano sobre el Aravalle antes de entregar sus aguas al Río Tormes pocos metros mas abajo. Las obras de los ingenieros romanos he tenido infinidad de ocasiones de contemplarlas y admirarlas por todas partes.

Ascenso al Puerto de Tornavacas


Tomo la amplia cañada ganadera en dirección sur teniendo por la derecha los escarpados riscos y gargantas de la Sierra de Béjar-Candelario, Peña Negra de Becedas, Cuerda de la Ceja, Turmal, Asperones, Risco de la Campana, todos ellos brillando con los primeros rayos de sol. Bellos bosques de robles en sus laderas mas bajas y coloridas choperas a la vera del Río Aravalle.
Encuentro algunas dificultades en zonas pantanosas donde corren los arroyos como si estuviéramos en plena época de deshielo en la primavera, los ríos bajan casi desbordados y no tengo forma de cruzarlos, hasta los pequeños arroyos me cuesta vadearlos, el barro y la humedad dejarán mis pantalones hasta las rodillas listos para la lavadora.
Sobre las 11 cruzo el pueblo de Puerto Castilla para comenzar el suave ascenso al Puerto de Tornavacas, lugares bien conocidos de antiguas ascensiones a la Sierra del Barco y por el lado contrario Santiago de Aravalle y Solana de Ávila en los ascensos a la Laguna del Duque y cimas de la sierra.

Jerte


Doy vista al Valle del Jerte donde abundan las hogueras para la quema de la tala de los cerezos, el humo queda suspendido en la atmósfera por las altas presiones. Se extiende el valle a lo lejos, hacia Plasencia, los pueblos situados a la vera del Río Jerte, muy prósperos con la explotación de los frutales y los productos derivados. Aunque ahora parece un valle adormilado, el colorido despertar de la primavera produce una explosión de vitalidad y alegría que hay que contemplar en los pocos días que permanece la floración, es como si una fuerte nevada hubiera caído en las laderas del valle en el mes de abril.

Rio Jerte en Cabezuela del Valle


Inicio el fuerte descenso hacia el pueblo de Tornavacas que se halla protegido de los fríos vientos del norte en el lado de solana, algunas chimeneas humean como ya no es habitual en estos tiempos en que el gas es el combustible doméstico.

Sierra de Béjar-Candelario


La balización, según he podido comprobar en esta primera jornada, es algo deficiente, aunque perderse sería algo difícil pues la senda discurre siempre por el fondo del valle hasta Cabezuela, en algunos puntos de cruces o desvíos las señales brillan por su ausencia dando lugar a confusiones y dudas frecuentes.
En Tornavacas un cartel indicador del GR10 marca 14 k hasta Cabezuela del Valle, otro cartel indicador de la Ruta de Carlos V hasta el Monasterio de Yuste cruzando la Sierra de Tormantos por el Puerto de Piornal y que comparte algún tramo con el GR10. También serán frecuentes las referencias e indicaciones de la Reserva Natural Garganta de los Infiernos que contiene flora y fauna protegidas y centros de información para visitantes.
Hacia la 1h30m hago una parada para almorzar en un agradable robledal, llamo por teléfono al Hotel Aljama en Cabezuela del Valle y así dejar reservada habitación para esta noche.

Valle del Jerte


Sigo el descenso pasando por el pueblo de Jerte, tomándomelo ahora con mucha tranquilidad pues me queda poca distancia para llegar a Cabezuela, así que aún queda mucha tarde por delante, además este tramo cercano a Jerte es muy agradable y bonito, una estrecha senda cruza entre bancales y a la sombra de los cerezos y otros árboles se camina deliciosamente en la cercanía del río y su fresco murmullo
.

Valle del Río Aravalle


A las 4 en punto llego a Cabezuela que se halla ubicado en un estrechamiento del Río Jerte, de tal forma que el pueblo está construido en una ladera inclinada, un elevado puente permite la entrada al pueblo. El Río Jerte baja muy caudaloso y con aguas muy limpias y transparentes, de hecho he pasado por criaderos de salmónidos y los pueblos cuentan con depuradoras de aguas.
Tomo habitación en el Hotel Aljama justo al lado de la iglesia, es un hotel muy limpio y bien cuidado a excepción de la parte del bar donde los paisanos alborotan todo lo que pueden.
Después del aseo reglamentario, salgo a dar un paseo y reconocer el terreno por donde el GR10 abandona el pueblo para iniciar el ascenso al Puerto de Honduras. Un paisano me acompaña amablemente dándome las consabidas explicaciones y consejos reglamentarios. Ahora ya tengo claro el comienzo de la jornada mañana pues antes de las 7h30m es muy probable que no encuentre a nadie en caso de duda. He comprado algunos productos típicos de la zona, licor de cerezas, guindas en aguardiente, etc. etc.
Datos del GPS: Distancia recorrida 36 km. Tiempo en movimiento 6h40m. Tiempo detenido 1h05m. Tiempo total empleado 7h45m. Media en movimiento 5,2 k/h. Media total 4m5 k/h. Desnivel acumulado 491 m.

PERFIL DE LA JORNADA