13 VILLAMAYOR – CANGAS DE ONÍS 24K

Día 15-04-2019. Continúo la realización de este bonito recorrido del GR109 Interior de Asturias en esta ocasión por el Oriente Asturiano con la intención de llegar hasta Panes pasado mañana terminando el recorrido en las puertas de Cantabria si el tiempo climatológico me lo permite. Los transportes por esta parte asturiana son más frecuentes y rápidos lo que me permitirá aprovechar mejor el tiempo.

Aldea La Foyaca


Como ejemplo de los buenos transportes, hoy he salido de Madrid a las 7 de la mañana en Renfe llegando a Oviedo a las 11h45m, a las 12h15m un Alsa me traslada hasta el pueblo de Villamayor, cerca de Infiesto, a la vera del Río Piloña, así que a las 13h30m doy comienzo a la ruta, eso sí bajo la intensa lluvia que ha estado cayendo desde que el tren cruzara el Puerto de Pajares, arriba a partir de los 1.800m nevaba intensamente. Bien pertrechado para la que está cayendo, abandono Villamayor por un camino que al principio está señalizado con un gran panel del GR109 además de las habituales balizas roja y blanca, la distancia hasta Cangas de Onís marca 23k.

Sierra de Pesquerin


Bajo esta intensa lluvia tomo un camino que cruza entre las últimas casas de Villamayor al lado del Río de la Cueva durante unos 200m entre la espesa vegetación de ribera comenzando un inclinado ascenso y llegar a un alto donde se ubica la aldea de Rodiles cuando clarea ligeramente y cesa la intensa lluvia. Se iluminan los alrededores mostrando los amplios y verdes praderíos además de otros caseríos en los alrededores, los pajarillos cantan incansables alegrando este momento cuando la primavera inicia su habitual más templado, ahora mismo habrá 16 grados aún estando algo nublado y en cuanto el sol aparece diría que la temperatura llega hasta los 20 grados.
Sigo la pista asfaltada pasando varios caseríos, La Torre, Xierru, La Foyaca, Mones en las estribaciones de la Sierra de Pesquerín continuando por un camino flanqueado por gigantescos quejigos e iniciar el descenso cerca del Río Color donde un cartel indica Zona Salmonera, cruzo la aldea de La Piñera muy cerca de la carretera, la vía férrea de FEVE y el cauce del Río Piloña llegando al pueblo de Sevares a las 15h. Me sorprende ver casas nuevas de muy buena planta ajardinadas, supongo será la consecuencia de la aportación económica de la industria láctea de Nestlé que funciona a todo gas al lado. Comienza a nublarse nuevamente, incluso se pone a pintear suavemente, el chubasquero no me lo quitaré en toda la tarde.

Aldea de la Pinera


A las 15h50m, pasada la aldea de Villar de Huergo, enlazo con el comienzo del Camín de la Reina que conocí realizando el GR105 Ruta de las Peregrinaciones, en esta ocasión lo haré desde el principio. Este Camín de la Reina, explica un cartel, tiene que ver con el viaje que realizó la Reina Isabel II a Covadonga (Año 1858) que discurría por el trazado de una antigua calzada romana que servía de comunicación entre León, Lugo de Llanera y Suances siendo acondicionada en tiempo de Isabel II.
Doy vista a la muy inclinada loma por donde tuve que descender en aquella ocasión por el GR105 Camino de las Peregrinaciones, es la Sierra de Bodes que recorrí por toda la elevada cresta. Dejo atrás la pequeña aldea de Llames de Parres pasando al lado de la Venta la Reina, una vieja hospedería convertida en la venta Casa Gaspar y posada de la venta a la que hice referencia en dicho GR105.
Continúo descendiendo hasta la Iglesia de Santa María en Viabaño, pocos metros más adelante, al lado del Arroyo Beleño, paso por lo que fue el Molín de Viabaño ahora convertido en bonita y moderna casa, la señora sale a calmar a dos sabuesos que quieren probar mis canillas, me enrollo con la señora que me cuenta los detalles del trabajo del molino en los tiempos en que fue de enorme ayuda para la gente de la zona molturando maíz y otros cereales, me paso un buen rato en amena charla.

Molin de Viabano


Continúo la andadura por el Camín de la Reina al lado del cauce del Río Piloña cuyos alrededores están cubiertos por bosquetes de quejigo, el camino a ratos muestra su base empedrada dejando patente su origen romano, es una delicia discurrir por este plácido entorno arbolado arrullado por el sonido de las abundantes aguas del río y el cántico de numerosos pajarillos, ningún otro ruido discordante se escucha a lo largo de este tramo hasta la aldea de Romillo.

Puente medieval sobre el Sella


A las 17h cruzo dicha aldea de Romillo cuando vuelvo la vista atrás comprobando que la lluvia arrecia a escasos kilómetros, sobre todo en las montañas, no me libraré de lo que se avecina. A la salida de Romillo tomo un camino embarrado equivocadamente durante unos 50m retornando nuevamente a la carretera para ascender por el asfalto hasta la aldea de Romillín donde el GR109 se desvía dando un amplio rodeo para retornar al asfalto en un alto, para entrar al camino he de pasar por unas instalaciones ganaderas donde un gran perro me está esperando. Dar un rodeo, está empezando a llover con intensidad y encima el can agresivo cerrándome el paso, decidido sigo por la carretera los 500m hasta el alto y cruce nuevamente con el itinerario donde se ubica la Ermita de San José, el camino en descenso entre el bosque me permite acelerar el paso cuando arrecia la lluvia, el agua circula con fuerza por los arroyos, aún me quedan 5k hasta Cangas de Onís, sigo pisando el acelerador hasta dar vista, del otro lado del Río Sella, al Monasterio de San Pedro de Villanueva y Parador Nacional, de haber estado mejor el tiempo hubiera ido a visitarlo pero esto no está para bromas, estoy deseando llegar al hotel puesto que voy calado hasta los bolsillos.
Al lado de la carretera, con mucho tráfico, hay un arcén separado por troncos de madera para senderistas y caminantes, voy a toda leche bajo el aguacero con muchas ganas de llegar, cruzo el bonito y famoso puente medieval sobre el Río Sella continuando hasta el Hotel Ciudad de Cangas de Onís (www.hotelcangasdeonis.com) donde he reservado alojamiento, me recibe Susana sorprendida del remojado senderista que llega chorreando agua por todos lados. Después del relajado aseo, ducha calentita y la ropa a secar en la elevada temperatura de la habitación, me acerco a cenar a la Sidrería Picu Urriellu donde me enrollo con la pareja formada por Elena y Antón, retorno al hotel bajo la lluvia. He de bajar la temperatura de la habitación puesto que los bártulos se están secando y esto parece un horno.
Datos del GPS: distancia recorrida 24k. Tiempo en movimiento 4h40m. Tiempo detenido 20m. Tiempo total empleado 5h. Media en movimiento 5,1 k/h. Media total 4,8 k/h. Ascenso acumulado 575m. Descenso acumulado 627m.

PERFIL DE LA JORNADA