10 ALBARREAL DE TAJO – LA PUEBLA DE MONTALBÁN 27K

Día 3-12-2019. Mi hijo Alberto me ha transmitido su deseo de acompañarme en la realización de esta etapa con el fin de volver a visitar las Barrancas de Burujón puesto que quedó impresionado la primera vez que las conoció hace algunos años, por tanto hoy realizaremos juntos esta etapa de 27k entre Albarreal de Tajo y La Puebla de Montalbán, para ello dejamos aparcado el coche en Albarreal y a las 9h en punto comenzamos la caminata en una mañana algo brumosa, es una pena que el sol no luzca puesto que las escarpadas cárcavas de arenas y aglomerados son de un color rojizo que brillan especialmente con la luz del sol.

Monumento Natural Las Barrancas


Abandonamos Albarreal por el Camino de la Barca en dirección al cauce del Río Tajo pasando por la entrada de unas antiguas minas hasta abandonar el camino cruzando el Arroyo de Barcience a través de un puente de piedra del GR113 entre cañaverales, de no ser por el puente hubiera sido imposible su cruce puesto que una profunda y amplia balsa de agua ha inundado el camino, además el agua está bastante sucia y con mucho barro.
Pasamos por la entrada a la Finca Calaña donde un letrero avisa “Toros Bravos”, la dejamos a nuestra izquierda, es una finca enorme que alrededor del meandro que forma el cauce del Tajo. Cruzamos las Casas de Calaña, una serie de instalaciones ganaderas vigiladas por perros atados pero bastante fieros, alrededor campos de cereales muy verdes regados por aspersión. Las recientes lluvias abundantes en la zona han provocado grandes charcos y en algunos casos la tierra arcillosa se adhiere a nuestras botas creciendo nuestra estatura varios centímetros, un gran inconveniente para caminar con brío.

Barrancas de Burujón


Otras dos dehesas, la Dehesa de Boadilla y Dehesa de Torralba se asientan en otro gran meandro del Tajo, el valle y amplia llanura aluvial rellena de sedimentos muy fértiles son aprovechados para el cultivo de cereales y alfalfa. Desde un alto escuchamos a una inmensa colonia de grullas que se hallan en una gran hondonada en un descanso, suponemos, en su emigración hacia el sur. También del otro lado del río escuchamos los disparos de cazadores que se afanan con perros “sacudiendo” a conejos, liebres, perdices y todo bicho viviente cercano.

Cárcavas de Burujón


Damos vista a las Barrancas de Burujón cuando son las 10h50m, aunque el GR113 sigue algo alejado de las cárcavas y finalmente se acercará a la parte final de las mismas, nosotros cruzamos por un camino en una corta distancia de 100m con el fin de tomar una senda que va bordeando las impresionantes barrancas por todo lo alto y tener a nuestros pies las verticales paredes de arenas y aglomerados de 150m de profundidad.

Escarpadas cárcavas


Desde la parte más elevada a 560m de altura en los Altos de Torralba y durante un par de kilómetros nos desplazamos por un estrecho sendero accediendo a los diferentes miradores, en algunos casos en estrechos pasos elevados que dan cierto vértigo por las caídas a ambos lados verticales que casi se pierden de vista con el fin de tener una panorámica más cercana de este espectacular entorno declarado Monumento Natural.

Escarpado mirador


El colorido rojizo de las paredes de areniscas y aglomerados nos recuerdan el Cañón del Colorado, naturalmente salvando las diferencias en las dimensiones pero si tienen un enorme parecido. Las cárcavas han sido erosionadas por la fuerza de las aguas del Tajo y la lluvia durante muchísimos años, al ser un terreno muy inestable algunas formaciones se derrumban provocando el arrastre hacia la base cercana al río, por esta razón al acercarnos a otear en los estrechos miradores tenemos cierto vértigo.

Meandro de las Barrancas


La retención de aguas del Embalse de Castrejón se aprecia en los numerosos meandros donde las aguas están calmadas y diría que casi estancadas. Vamos descendiendo de altura despacio asomándonos a los vertiginosos miradores contemplando este extraordinario entorno natural, la última parte, ya a 450m de altura, está protegido el sendero y miradores por una serie de troncos de madera y mallas metálicas avisando del peligro de caídas hacia los precipicios, aquí el camino está casi dispuesto para que lleguen vehículos.

Mirador de las Barrancas


Nos cruzamos con dos parejas de visitantes cuando comenzamos el seguimiento del camino en descenso, ya por el itinerario del GR113 Camino Natural del Tajo, hacia el Arroyo de Burujón por el Camino de Alcubillete, son las 11h35m, hemos empleado por tanto casi una hora en la detenida visita a este Monumento Natural que quedará grabado en nuestra memoria. En uno de los tramos escarpados de las barrancas hemos visto una oveja perdida en ese agreste espacio, suponemos que sus días están contados puesto que ningún rebaño hay por la zona y salir de ese entorno tan complicado será un problema para el pobre animal.

Monumento Natural Las Barrancas


Desemboca el camino en las Casas de Alcubillete donde destaca una gran construcción antigua con alta torre, esta zona perteneció a una familia de empresarios de Torrijos, del otro lado del Río Tajo se halla el Palacio de Ventosilla al que no llegamos pero que en tiempos del Rey Alfonso XIII se realizaron cacerías de cierto rango según la prensa de la época (Año 1.928).
Seguimos por pista en muy mal estado por la que casi no pasan vehículos hasta la presa del Embalse de Castrejón donde hay una Central Fotovoltaica y da comienzo el Canal de Castrejón de amplio cauce que seguiremos hasta iniciar el ascenso al pueblo de La Puebla de Montalbán. Dejamos a corta distancia la Iglesia Visigoda de Santa María de Mielque y el Castillo de Montalbán que habremos de visitar en otra ocasión más propicia puesto que son monumentos de la provincia de Toledo muy poco conocidos.
Nos desplazamos ahora al lado del Canal de Castrejón sorprendiéndonos la gran cantidad de basura que hay al lado del camino, latas, botellas, bolsas de plástico, etc. no entendemos la razón de semejante despropósito en un lugar que no parece tener interés alguno para que haya gran cantidad de visitantes. Cormoranes, ánades y otras aves acuáticas levantan el vuelo a nuestro paso de las aguas del canal, del otro lado una gran llanura donde se cultivan grandes espacios de terrenos agrícolas.
De frente viene un corredor, detenemos su marcha para intentar obtener información acerca de los montones de basura que se hallan en los laterales del camino del canal. Damián nos enseña los puestos de los pescadores que a primeros de mes participaron en un campeonato masivo de pesca, según parece estos pescadores llegan en sus coches particulares, se sitúan en sus correspondientes puestos numerados, tiran la caña, sacan la merienda y dejan los residuos al lado para la eternidad. Alguna autoridad de La Puebla de Montalbán debiera tomar cartas en este desgraciado asunto que poco dice de este bonito y próspero pueblo.

Paredes erosionadas


Continuamos por el camino al lado del Canal hasta enlazar con el Camino de Placedover por el que ascendemos entre viejos olivos y base arenosa hasta entrar en La Puebla de Montalbán, seguimos por el camino peatonal arbolado hasta la parada de autobús donde llegamos a las 14h15m, mientras esperamos la llegada del bus que se dirige a Torrijos comemos el bocata puesto que nada hemos ingerido en toda la mañana. El bus llega puntual a las 14h50m, nos lleva a Torrijos donde hemos contratado el taxi de Sergio (Telef. 608910386) para que nos traslade los 10k hasta Albarreal de Tajo donde dejamos el coche bien temprano por la mañana para volver a Madrid.

Por el borde de las Barrancas


Datos del GPS: Distancia recorrida 27k. Tempo en movimiento 5h6m. Tiempo detenido 44m. Tiempo total empleado 5h50m. Media en movimiento 5,3k/h. Media total 4,9k/h. Ascenso acumulado 263m. Descenso acumulado 254m.

PERFIL DE LA JORNADA