20 CALAMOCHA – MONREAL DEL CAMPO 20K

Día 8-05-2015. Cruzo Calamocha a las 8h5m en esta clara mañana de primavera con agradable temperatura pues el viento ha rolado de sur a noroeste amortiguando los calores de ayer tarde. Vuelvo sobre mis pasos de ayer hasta el bonito puente romano de un solo arco para continuar hacia el primer pueblo que cruzaré hoy, El Poyo del Cid.
Tomo un camino al lado de la vieja vía de ferrocarril pasando al lado de una antigua chimenea de ladrillo muy alta, aquí debió haber algún tipo de industria, la pobre chimenea ya tiene grietas en su más elevada boca con nido de cigüeña incorporado.

Camino de El Poyo del Cid


Una gran bandada de abejarucos vuela por los alrededores así como varias palomas torcaces. A lo lejos circulan los vehículos por la autovía A23, también por las cercanías de mi ruta transita el tren por la nueve vía férrea que une Zaragoza con Teruel y Sagunto, supongo que la frecuencia de trenes será más bien escasa pues ni he oído ni visto el paso de ningún convoy en toda la mañana.
Las granjas de cerdos en medio del campo serán una constante, sus originales perfumes inundan el ambiente. El Valle del Jiloca ahora se ha convertido en una enorme explanada de al menos 10k de ancho sembrada de cereales principalmente pues son tierras de secano como las de Castilla, incluso la altura es muy similar, sobre los 900m.
Vuelvo a insistir en la excelente señalización de este GR160 Camino del Cid que da confianza y seguridad al senderista. Cruzo el pueblo de El Poyo del Cid con un hueco en la historia del Destierro de Rodrigo Díaz de Vivar puesto que aquí tuvo instalado su campamento durante largo tiempo. A medida que el camino se va elevando comienzan a aparecer algunos montes más altos al sur, tanto por la derecha como por la izquierda. Paso al lado de la Ermita Virgen del Moral ubicada en un solitario lugar rodeada de cereales muy verdes.

Monumento al Cid en El Poyo del Cid


A través de un elevado puente cruzo las vías del nuevo ferrocarril donde me encuentro con un ciclista, pocos kilómetros más adelante entro en el pueblo de Fuentes Claras que haciendo honor a su nombre el agua es su principal atractivo, regaderas bajo las aceras y acequias donde patos, ocas y cisnes disfrutan en sus transparentes aguas. Es un pueblo muy próspero, hoy hay mercadillo y según rezan unos carteles tienen una curiosa agrupación llamada Los Penitentes que bien merecería comentario aparte por las implicaciones grotescas que tiene el asunto. En el pueblo incluso hay un hotel con muy buen aspecto exterior. Antes de tomar la salida me encuentro con un maduro paisano con quien me enrollo de charla un buen rato.
Camino por al amplio plano de cereales hasta llegar al pueblo de Caminreal, también con aspecto de buen nivel de vida al estar ubicado en las cercanías de la autovía y con amplios terrenos agrícolas muy productivos así como varias granjas de cerdos. Salgo por un camino flanqueado por una hilera de olmos hacia el pueblo de Torrijo del Campo, antes de entrar en este pueblo los caminos están acompañados por centenarios ejemplares de olmos a la vera de las fértiles tierras del Valle del Río Jiloca. Hoy es día de mercadillo así que al lado de la iglesia barroca hay gran bullicio y animación.
Inicio el último tramo de la jornada por camino de tierra al lado de la vía del nuevo ferrocarril, desde un elevado puente que la cruza puedo ver al fondo mi destino de hoy, Monreal del Campo. Algunas nubes cubren el sol para hacerme algo más grato estos últimos minutos de caminata por los campos de tierra rojiza. A las 12h40m entro en Monreal del Campo, hasta las 14h45m en que pasará el bus de Samar que viene de Teruel y me llevará a casa, tengo suficiente tiempo para descansar, tomarme unas cañas y comer alguna cosilla.

Camino de Torrijo del Campo


Tengo la gran suerte de pasar por la Cafeteria Zirbon en medio del pueblo, aquí me aposento entre los paisanos en una mesa, unas cañas que me sirve Darianca, una simpática joven dominicana, escribo la crónica de la mañana y selecciono de una extensa y muy recomendable carta de restaurante, lo que será la delicia del día, unas manitas de cerdo superiores en abundante cantidad y a unos precios muy modestos. En definitiva, un lugar con excelente atención y mejor comida.

Reponiendo fuerzas en Monreal del Campo


El bus pasa puntual a las 14h45m entrando en Molina de Aragón, todos los pueblos de la carretera a Alcolea del Pinar y finalmente Guadalajara para terminar en Madrid a las 18h20m.
Datos del GPS: Distancia recorrida 20k. Tiempo en movimiento 4h15m. Tiempo detenido 17m. Tiempo total empleado 4h32m. Media en movimiento 4,8 k/h. Media total 4,4 k/h.

PERFIL DE LA JORNADA