10 BAÑUGUES – FARO DE SAN JUAN 28,2 K

Día 23-09-2021. Con una temperatura de 17 grados y todo nublado alrededor, a las 8 de la mañana continúo la ruta prevista abandonando Bañugues siguiendo el PR-AS 25.1 a través de sus balizas blanca y amarilla hacia el Cabo de Peñas tomando altura por un camino agrícola dando vista a la Ensenada de Bañuges igual que ayer tarde, del lado contrario con la diferencia de que ayer el sol lucía espléndido y hoy está muy nublado con aspecto algo tenebroso, veremos que ocurre con la entrada de la mañana.

Reguero la Cueva


Cruzo varias aldeas hasta llegar al Área recreativa de Llumeres dando vista a la Ensenada de Llumeres desde este punto elevado, un inclinado camino cementado me permite descender al lado del agua pasando por las antiguas minas de hierro en la ladera del monte ahora en ruinas, el viejo puerto desde donde se transportaba el mineral por barco aún permanece en pie muy deteriorado, incluso una gran boca, por donde el mineral era trasladado hasta este punto permanece abierta dando fe de la importancia que fue para la zona esta explotación minera.

Faro Cabo de Peñas


Asciendo a la penillanura verde volviendo a descender hacia la costa dejando a mi izquierda la aldea de Viodo, ahora bajando por un antiguo camino muy deteriorado y casi desaparecido en algunos puntos hasta la desembocadura del Reguero la Cueva, las laderas de ambos lados de un color negro como el carbón. Comienzo el ascenso por el barranco con mucha humedad y vegetación todo verde alrededor, ascendiendo de nuevo por un camino más evidente hacia la penillanura donde se cultiva el forraje, los caminos están muy deteriorados por el paso de vehículos agrícolas muy pesados, no obstante algunas balizas del PR me permiten continuar la ruta y desembocar en la carretera AS-328.

Cabo de Peñas


Un bus de Alsa con visitantes andaluces llega al Faro de Cabo Peñas pocos metros antes que yo mismo, paso por la entrada a un Centro de Interpretación del Faro y definitivamente al propio faro cuando son las 9h50m, hay una cafetería abierta. Desde este destacado punto contemplo la costa recorrida los pasados días, alrededor del faro unas pasarelas de madera y quitamiedos también de madera protegen al visitante de caer hacia los vertiginosos acantilados que impresionan por sus agrestes paredes donde baten las fuertes olas, imagino lo que debe ser un temporal marino en invierno, de vértigo.

Acantilados Cabo de Peñas


Finaliza el recorrido por la pasarela para pisar el suelo, aquí los visitantes se dan la vuelta con ganas de subir al bus nuevamente, yo continúo mi periplo alrededor de los acantilados por la penillanura entre el suelo cubierto por vegetales rastreros acercándome constantemente hacia el borde y seguir contemplando las vertiginosas paredes verticales frente al Islote el Sabín y las playas de piedras que bordean los acantilados, son casi 100 metros de caída, en algunos puntos he visto algún sendero de descenso suponiendo sean la peligrosa pesca de especies poco habituales.

Islote el Sabín


Llego al punto mas lejano de la ruta donde hay unas instalaciones abandonadas de telefónica desde donde tengo una panorámica del gran circo de acantilados donde se ubica la Playa Carnera, ahora los acantilados se han abierto y no son tan agrestes como los que se hallan alrededor del faro, paso al lado del vértice geodésico La Granda a 111 metros de altura para tomar un camino agrícola entre maizales y campos de forraje muy verdes, varios trabajadores en máquinas agrícolas gigantescas están realizando las faenas de rigor bien mecanizados. El camino desemboca en la carretera, aunque un camino al lado me permite seguir hasta cruzar algunas aldeas cuando el sol ilumina los alrededores, en Ferriru tomo una pista que me desciende por un amplio valle muy verde cultivado hasta Verdicio donde llego a las 11h40.

Playa Tenrero


Realmente la aldea de Verdicio la dejo a mi izquierda, lo que me encuentro es la Urbanización de Verdicio que he de rodear puesto que al ser una zona privada de chalets de veraneo, no es posible su cruce, finalmente llego al gran arenal dividido en dos amplias playas, Playa Tenrero y Playa la Carriciega donde los surfistas disfrutan de las placenteras olas, enfrente en la verde ladera hay muchas autocaravanas, vehículos y furgonetas de los apasionados deslizadores de olas, hasta esa zona he de ascender cruzando el parking y elevándome hacia la aldea La Granda donde me encuentro con una higuera, sus frutos bien maduros, se están cayendo al suelo así que con el bastón puedo elegir los más comestibles y a disfrutar de este regalo.

Playas del Paisaje Protegido de Peñas


Si hasta hace poco rato el sol calentaba con ganas, ahora se ha vuelto a nublar con aspecto amenazador, el camino que sigo por lo alto comienza a descender entre casas construidas de forma anárquica hacia Puertu Llamperu que fue abrigo para barcos, se ven las ruinas de un molino de marea, todo alrededor es de un negro infernal, posiblemente en un día despejado de verano se vea este entorno de forma más placentera, hoy no es precisamente su día. Abandono el lugar por unas inclinadísimas escaleras entre barro saliendo hacia zonas cultivadas que han sido arrasadas por el agua así que embarradas, aquí tengo que hacer malabares para no hundirme en el barro y resbalar ladera abajo.

Playa de Xagó


Finalmente enlazo con un camino y un ramal a la derecha que desciende a la Playa Riba Pachón que veo desde lo alto, de nuevo todo negro como un tizón, sigo por una carretera para encontrarme con otra higuera de donde cuelgan los maduros higos, otra parada a gozar de los dulcísimos frutos. La pista me lleva a un punto elevado desde donde contemplo la bella Playa de Xagó, una de las más bonitas que he visto, supongo que divisarla desde este elevado mirador le da un encanto especial ahora con el sol brillando sobre la arena y las olas que varios surfistas navegan a placer. Contemplo también al fondo la Isla La Deva y el acantilado que recorrí en la anterior fase entre Avilés y Muros de Nalón, igualmente aquí más cerca la Playa de San Juan y Salinas casi al alcance de la mano.

Faro de San Juan


Tengo también a la vista mi inmediato destino, el Faro de San Juan en la Península de su mismo nombre al que llegaré en breve, antes vuelvo a contemplar la Ensenada de Xagó puesto que he de ascender al Monte Xagó y la perderé de vista desde esta altura. Inicio el descenso hacia los arenales de la playa encontrándome con los surfistas, muchos de ellos centroeuropeos, en el ascenso al faro paso por la puerta de un gran restaurante-cafetería donde los surfistas tienen su lugar de reunión, los altavoces a toda máquina, está claro que es una tribu muy peculiar.
Después de dar un rodeo completo a la Península de San Juan entre los tojales rastreros y dando vista a las instalaciones industriales de Avilés, llego al Faro de San Juan a las 14h25m, dos furgonetas de surferos, un coche con el conductor durmiendo la siesta y un pescador que prepara el equipo. Aquí voy a terminar la ruta puesto que no tengo ningún interés en recorrer por la carretera cruzando las instalaciones industriales hasta Avilés, así que si algún alma caritativa se apiada de este rendido senderista, será de mucho agradecimiento, un primer vehículo, el del dormido conductor no me hace ni p. caso así que un poco más abajo donde unos pescadores tiran la caña un matrimonio, amablemente, me llevan hasta la propia estación de Avilés, muchas gracias Juan y señora. El resto todo perfecto para llegar a casa a las 23h.
Datos del GPS: Distancia recorrida 28,2k. Tiempo en movimiento 6h. Tiempo detenido 51m. Tiempo total empleado 6h51m. Media en movimiento 4,7 k/h. Media total 4,1 k/h. Ascenso acumulado 528m. Descenso acumulado 594m.

PERFIL DE LA JORNADA