02 PEDROVEYA – RONDEROS 30k.

Día 9-10-2018. Ningún ruido ha interrumpido mi plácido sueño tapado con 4 mantas pues la temperatura bajó mucho durante la noche y apetecía dormir bien arropado en un silencio sepulcral así que he descansado bien puesto que mi cuerpo necesitaba al menos 8/9 horas de relajado sueño.
La señora Pilar me dejó una bandeja con fruta, nueces y avellanas para el desayuno, luego a media mañana me vendrán de maravilla, de momento, a las 7h45m tomo el sendero, algo oscuro ya que aún no ha amanecido, pero como ayer tarde lo subí ahora lo puedo seguir sin ningún problema puesto que está cementado, la temperatura es más bien fría, unos 6 grados, he de ponerme hasta los guantes, poco a poco irá amaneciendo y templando el sol.

Camino de Bermiego


Oigo las lechuzas, buhos y el berrido de ciervos además de los agradables sonidos del bosque, en pocos minutos cruzo Pedroveya donde el cocinero del Restaurante Casa Generosa ya se afana en la cocina preparando el menú del día puesto que la chimenea echa humo a discreción, una pena no poder tomar siquiera un café con leche. Continúo por la pista hasta la Iglesia de San Pedro donde tomo a la izquierda continuando en ligero ascenso hacia el pueblo de La Rebollada donde nada se mueve.

Vistas desde el Pando de la Mortera


Una baliza blanca y roja me dirige hacia un camino cementado que se inclina vertiginosamente, vuelvo la vista atrás para contemplar el bonito conjunto de las tres aldeas en los verdes campos y bosques rodeados de montañas y cumbres de la Sierra del Aramo, un lugar recóndito y tranquilo donde evadirse del mundanal ruido especialmente en verano donde las frescas y agradables temperaturas, debido a la altura de más de 600m en que se ubica. Veo las nieblas que cubren los valles por debajo de los 250m, aquí el sol radiante comienza a iluminar las cimas.

Pando de la Mortera


Al cabo de un par de kilómetros, superado el Collado de la Canal Seca, la pista finaliza continuando la senda por amplios pastizales rodeados por el cordal calizo de 1.700m de altura, la hierba de los pastizales está blanca de la escarcha mañanera, un collado al fondo me sirve de referencia por donde he de continuar, por la derecha una gran depresión formada por el Río Musa así que sigo un estrecho sendero cruzando zonas embarradas por donde avanzo con muchas dificultades buscando los pasos más secos.

Entrada al Valle de Quiros


Desaparecen las indicaciones y he de buscar la trocha más adecuada, el ganado conforma cientos de sendas, con grandes dificultades consigo contactar con la trocha más conveniente que desemboca en una portilla de madera, aquí comienza un camino amplio que sigo ahora a buena marcha hasta otra portilla donde se acumula un grupo de vacas, imagino esperando pasar al otro lado. Sigo ascendiendo hacia un amplio collado, es el Pando de la Mortera a 1.150m de altura, por la derecha la Sierra de Tene con laderas calizas a 1.400m de altitud.
El sol ilumina los alrededores teniendo una bonita panorámica del Valle de Quirós, las Ubiñas al fondo, por la izquierda las estribaciones de la Sierra del Aramo y hacia atrás el mar cubierto por las nieblas, también la Sierra de Serandi, me hallo en el Paisaje Protegido de la Sierra del Aramo, es un bonito y agradable momento después de haber pasado algunas penalidades en el tramo anterior. Un cartel del GR106 Ruta de San Melchor marca el itinerario entre Oviedo y Cortes. Sigo ahora el camino para encontrarme con Victor y Laude, dos ganaderos de Bermiego que están controlando el ganado, con ellos me enrollo de charla durante un buen rato.

Aldea de Bermiego


Inicio el descenso tomando una trocha que evita las curvas de la pista, bajo 100 metros cuando comienza a cerrarse por la maleza, zarzas y ramas van impidiendo progresivamente el paso, decido volver sobre mis pasos hasta la pista y descender por ella, ahora bajo a buena marcha, veo abajo el Embalse de Valdemurio y las paredes calizas que lo cierran as ambos lados. A las 12h cruzo el bonito pueblo de Bermiego que tiene un rebollo declarado Monumento Natural, está algo separado del pueblo. Sobresalen los gigantescos hórreos de madera en medio del pueblo.

Iglesia de San Pedro de Arrojo


Al abandonar Bermiego una valla me cierra el paso al camino que sigue el GR207 debido a unas obras que realizan en el barranco, bajo a la carretera a pedir al encargado me permita ascender por donde están trabajando, así que subo y tomo dicho camino que me introduce en el espeso bosque por donde sigo a buena marcha hasta alcanzar a un joven que se dirige a sulfatar una finca, se trata de Isac con quién camino durante un rato hasta que sigue otro camino diferente. Ahora en solitario sigo entre el bonito bosque por el amplio y agradable camino a buena marcha.

Sierra de Caranga


El camino me desciende hasta la aldea de Villar de Salcedo donde este GR207 se cruza con el GR109 por donde pasé hace un par de meses, ahora tomo una senda a través de una corredoira en muy mal estado obligándome a salir a los prados cruzando alambradas hasta arribar al cementerio de Arrojo y bajar hasta la bonita Iglesia de San Pedro de Arrojo cuando son las 13h20m. Sigo unos metros por el asfalto hasta el Albergue de Arrojo que está cerrado y cruzar el Río Quirós e iniciar el inclinado ascenso por un camino empedrado hacia el pueblo de Faedo, aquí intento tomar algo fresco, toco la campana de entrada al Hotel Fuentes de Lucía, me atiende Juan Carlos invitándome a dos frías cervezas y una larga charla que se alarga hasta más de media hora, me enseña las bonitas y cómodas instalaciones muy bien decoradas. Gracias Juan Carlos.

Valle de Quiros


Sigo la ruta después del largo descanso a través del bonito camino en lo alto dando vista a todo el Valle de Quirós donde me encuentro con el matrimonio formado por Guillermo y Cristina de Cuañana, otro rato de agradable parloteo para a continuación cruzar precisamente el pueblo de Cuañana siguiendo la ruta y pasando junto al cerro donde se ubicó el Castillo de los Bernaldo de Quirós vigilando grandes distancias y el valle al completo. Sigo adelante hasta la aldea de Villamarcel que cruzo, a continuación llego a la Iglesia de San Vicente de Nimbra solitaria en la ladera del monte con un gran parking alrededor.

Quiros y la Sierra del Aramo


Otro tirón, ya dando vista a las estribaciones norte de las Ubiñas, para finalizar esta jornada en el pueblo de Ronderos. Tomo ahora la carretera que desciende hacia Santa Marina y luego a Bárzana, aquí saludo a Josefina del Hotel Valle de Quirós donde me hospedé hace un par de meses, llamo por teléfono a Yllán (Taxi) para que me traslade a San Martín de Teverga donde me alojo en Casa Laureano puesto que mañana partiré precisamente desde este punto para cruzar hacia Torrestío (León).

Ronderos y las Ubinas


Datos del GPS: Distancia recorrida 30k. Tiempo en movimiento 6h40m. Tiempo detenido 2h25m. Tiempo total empleado 9h5m. Media en movimiento 4,5 k/h. Media total 3,3 k/h. Ascenso acumulado 1.131m. Descenso acumulado 1.105. No incluyo aquí los 6k por la carretera entre Ronderos y Bárzana.

PERFIL DE LA JORNADA