1 BETANZOS – MONFERO 32k

Día 2-06-2014. A las 7 de la mañana el tren-hotel de RENFE se detiene en Sárria donde se apean un montón de peregrinos que caminarán hasta Santiago, entre ellos mis compañeros de compartimento Alberto, su hermano Guillermo y Carlos así que el resto del viaje hasta Betanzos lo hago en solitario. La verdad es que el viaje ha sido muy cómodo aunque no es que haya dormido mucho puesto que el vagón se mueve como una batidora además del ruido de las vías y la máquina son muy intensos, las frenadas en la multitud de paradas que realiza a lo largo del itinerario no permiten que se concilie el sueño con facilidad, en todo caso he descansado bien. La interesante charla con mis compis al inicio del viaje ha durado casi dos horas por lo que el viaje ha pasado muy rápido.

Río Mandeo


El único pasajero que se apea en la estación de Betanzos soy yo a las 8h30m, cruzo el bonito casco antiguo que bien conozco y en la plaza entro en una cafetería a desayunar así que a las 9h10m inicio la ruta al lado del Río Mandeo entre la espesa vegetación que lo acompaña, la mañana está algo brumosa con agradable temperatura, algo más tarde el sol brillará con fuerza subiendo varios grados hasta ser incluso calurosa por la tarde.
La agradable senda discurre al lado del caudaloso río cuyos laterales están protegidos con barandillas de madera, está balizada como SM12 y SM13 Sendas del Mandeo muy pisadas y concurridas a otras horas del día además de roderas de ciclistas. Es una delicia caminar entre el abigarrado bosque escuchando el murmullo de las limpias aguas donde se pesca el salmón según indica algún cartel. Desemboco en una zona recreativa denominada O Campo dos Caneiros rodeada de gigantescos plátanos y eucaliptos donde un cartel describe una romería en barcas que sube desde Betanzos hasta este bonito paraje natural.

O Campo dos Caneiros


La Ruta de Paderne está indicada con mojones de madera y balizas azul y blanca pasando alguna de sus variantes por la aldea de Chelo que dejo a mi derecha. Cruzo el Río Mandeo por un puente abandonando su cauce en ascenso por una pista forestal al Monte de Paderne encontrándome las primeras balizas roja y blanca del GR50 muy escasas y antiguas que no permitirían seguir la ruta con seguridad, de no haber sido por mi amigo Ramón que me ha facilitado el track para el GPS e información detallada del itinerario, me habría sido imposible su seguimiento.

Ruta do Paderne


Al llegar al alto a más de 200m de altura cruzo zonas agrícolas y diversas aldeas diseminadas por los montes cubiertos de descomunales ejemplares de eucalipto de una altura bestial, al pasar por una zona donde se han tallado los enormes troncos que están apilados al lado de la pista sobresalen sus enormes dimensiones. El sol comienza a calentar con fuerza haciéndome sudar en los fuertes repechos, afortunadamente el bosque me ofrece la agradable sombra aliviando bastante el sofoco. En una finca han segado el heno que desprende ese agradable e inconfundible aroma fresco y puro que perfuma el ambiente alrededor.
Cruzo varias aldeas como Adragonte, A Pedreira, Areas con sus pequeñas iglesias de granito rodeando el Monte da Fraga hasta llegar a la aldea de O Lapido no pudiendo acceder a la misma a través de una corredoira cubierta de barro teniendo que seguir por el asfalto, me he de poner pantalón corto pues el calor es muy intenso. He visto varias gaviotas en un sembrado recién arado síntoma de la cercanía del mar.

Iglesia de San Tirso de Ambróa


Un bonito crucero anuncia la entrada a la Iglesia de San Tirso de Ambróa con su cementerio anexo como por aquí es costumbre. Cruzo el caudaloso Río Lambre que baja con sus aguas puras y cristalinas, aquí el camino está encharcado y tengo algunas dificultades, no obstante este pequeño tramo a la vera del río me resulta muy placentero, sus cantarinas aguas arrullan mi caminar por el espeso bosque. Ahora las balizas del GR50 están mejor pintadas, no obstante un atajo en la aldea de Vilaboi me adentra en un camino cubierto de maleza que me obliga a saltar una alambrada y cruzar una gran pradera con la hierba hasta mi cintura desembocando en una pista asfaltada y llegar a O Capelo, algo más adelante, cuando son las 14h20m entro en Reboredo (Monfero), aquí hay un bar donde hago una breve parada a tomarme una buena jarra de fría cerveza y algo de picar.

Río Lambre


Las noticias en la televisión hablan con cierta importancia de la abdicación del rey, es la bomba informativa de la jornada. Hablo por teléfono con mi amigo Ramón quien me dice si algo necesito, sea ayuda o consejo, no dude en llamarle, mañana nos veremos al final de la jornada en el Castelo de Narahío, gracias Ramón. También hablo con Lola la dueña de la casa rural donde me hospedaré esta noche para anunciarle mi llegada a media tarde.
Retomo la ruta a las 15h siguiendo la pista que me llevará hasta el Mosteiro de Santa María de Monfero, la senda está intransitable por las máquinas que cortan la madera del bosque así que he de seguir por el asfalto pero que no tiene ningún tráfico hasta dar vista al gran Monasterio que solo es visitable su interior durante los fines de semana, una lástima. Es una edificación muy grande y las instalaciones del propio monasterio, algunas en absoluta ruina, también de ciertas dimensiones, está ubicado en un bonito valle muy verde rodeado de bosques.
Enfrente del monasterio están terminando las obras de construcción de una Oficina de Información del Parque Fragas do Eume. Algunas casas aún conservan la techumbre de pizarra pero muy escasas, el resto de construcciones son muy impersonales y sin ningún estilo exterior.
Al llegar a la aldea de Lameiro, donde hay un taller mecánico, se ha cerrado el camino con unas verjas, su continuación es a través de una zona recién replantada de eucaliptos habiendo desaparecido cualquier vestigio de la senda lo que me obliga a darme la vuelta a la pista y pisar el asfalto durante un pequeño tramo hasta la aldea de A Visura donde descubro el lugar donde desemboca la senda que debería haber seguido.

Mosteiro de Santa María de Monfero


Por una pista llego hasta las cercanías del Castelo da Pluma donde abandono la ruta para dirigirme a O Melló al Hotel Rural Monfero (www.monferorural.es) que está a unos 3k, donde he reservado habitación, al llegar a la bonita casa me está esperando Lola quién me atiende con mucha amabilidad, se ofrece a acercarme hasta un restaurante a la hora de la cena que está a unos 5k de distancia (Restaurante Casa Juan) puesto que más cerca no hay ningún lugar donde poder hacerlo.

Monasterio de Monfero


El Hotel Rural Monfero es una “Casa Grande” de finales del S. XIX construida en piedra y rehabilitada con todas las comodidades actuales, decorada con muy buen gusto y jardines exteriores bien cuidados en un ambiente rural muy cercano a interesantes zonas como el Parque Natural de las Fragas del Eume, castillos y monasterios además de otros puntos de renombre en la Costa Noroeste.
Datos del GPS: Distancia recorrida 32k. Tiempo en movimiento 7h10m. Tiempo detenido 48m. Tiempo total empleado 7h58m. Media en movimiento 4,8k/h. Media total 4,3k/h. Ascenso acumulado 860m. Descenso acumulado 540m.

PERFIL DE LA JORNADA