ALCARAZ – RIÓPAR 37,5K

Día 22-05-2013. Las nieblas cubren los alrededores de Alcaraz al salir a la calle cuando son las 7h30m y una temperatura algo fresca por lo que habré de mantener la ropa de abrigo durante un buen rato. Debe haber mercado hoy aquí en Alcaraz pues aun siendo tan temprano en la calle hay mucha gente preparando los estantes y la mercancía.

Alcaraz


Desciendo por unas escaleras hacia la parte baja del pueblo con el fin de cruzar el Río Alcaraz, poco antes del puente un panel del PR-AB-21 informa detalladamente del itinerario hasta Paterna del Madera y al lado mismo la baliza amarilla y blanca junto a la blanca y roja del GR pero ninguna otra información sobre a qué GR se refiere, aunque entiendo debe ser el GR66, luego mas adelante ambos itinerario se separan, el GR sigue por la carretera.
Yo continuaré por el PR-AB-21 puesto que me inspira mayor confianza y tengo información completa sobre su recorrido, igualmente el track en el GPS que me guiará perfectamente hasta Paterna del Madera. Sin embargo del GR no tengo mucha información y no me ofrece confianza su seguimiento.
Así pues tomo un bonito camino al lado de huertas bien cuidadas con frutales y verduras bien regadas, además el placentero arrullo del abundante caudal que lleva el río y las choperas que se zarandean con el viento mañanero. A los pocos metros el camino cruza la carretera para iniciar el fuerte ascenso, una señal del PR indica “A Paterna del Madera 15,880m”.

Vereda de Peñascosa


El ascenso se me hace algo complicado pues hay muchas zonas de barro rodeno desprendidas sobre el camino impregnando mis botas del pegajoso barro rojizo, por tanto he de ir con sumo cuidado, además el viejo carril está cubierto por la maleza y en algunos puntos he de ir campo a través hasta una zona plana, en lo alto, donde tampoco es que la señalización sea visible, he de ir con el GPS en la mano para orientarme.

Río Portelano


Sobresalen unas escarpadas paredes en el barranco donde una hoz denominada Los Batanes, en el punto donde los dos arroyos se unen, producen la Cascada de los Batanes, esta garganta la dejo a mi derecha, mi sendero continúa por el plano para unirse a la Vereda de Peñascosa. Ya en dicho plano llego al Cortijo Don Damián con paredes de piedra muy bien construidas, lo bordeo y ya en la vereda cruzo zonas adehesadas y otras veredas ganaderas con buenas y amplias panorámicas, miro atrás y veo Alcaraz cubierto por las espesas nieblas.

Camino de Paterna del Madera


La vereda me desciende a un bonito y remoto valle que forma el Río Portelano muy verde y florido pero encharcado completamente, será el aperitivo de lo que me espera más adelante. Llego a un vado de dicho río que baja con mucho agua no quedándome otra alternativa que descalzarme y atacar el cauce del agua que me llega por los muslos, los alaridos que pedo se deben escuchar en kilómetros a la redonda, las heladoras aguas congelan mis pies y piernas además he de ir con sumo cuidado pues el suelo está resbaladizo y puedo terminar mojado hasta las cejas, al salir del agua noto un inmenso placer al ir tomando calor mis pies y piernas.
Esta zona la denominan La Mesta. Nuevamente calzado y recuperado el calor continúo por el bonito valle en ascenso cruzando otras zonas encharcadas y embarradas que humedecen mis botas y pies lo que resulta peligroso para las ampollas que se general por el roce al caminar cuando los pies están tan húmedos.

Campos de cereales


Toma ahora la senda un carril que circula entre bonitos ejemplares de encina y quejigo además de coscoja y algún pino gigantesco. A las 11 en punto arribo al Collado del Prado de la Cumbre (1.433m) donde sopla un viento fresco, enfrente unas escarpadas rocas calizas que bordeo para llegar a otro collado algo más elevado desde donde la pista que sigo ahora comienza el descenso suavemente dando grandes curvas siguiendo el cauce del Arroyo de la Fuente del Roble hasta la altura del Cortijo los Tajones donde nuevamente tomo un carril que cruza el arroyo y desemboca en otra pista al lado de otro bonito valle muy verde lleno de amapolas.

Paterna del Madera


Por otro estrecho sendero subo hasta la tapia del cementerio y a los pocos metros llego al pueblo de Paterna del Madera
(1.100m) cuando el reloj marca las 12h40m, ahora el calor es muy intenso. El pueblo tiene las casas encaladas y está ubicado en las laderas sur del Cerro La Atalaya, aquí hago una larga parada pues no he desayunado y es la hora propicia para tomar una cerveza, un par de huevos fritos con patatas y una ensalada de tomate. En la terraza del bar a la sombra me quedo congelado y al sol no aguanto el calor, todo un contraste, así que dentro del solitario bar me aposento.
A las 14h retomo la marcha, bien descansado y alimentado, subiendo al empalme con la carretera Elche de la Sierra-Alcaraz siguiendo ahora el itinerario balizado del PR-AB-23 que me llevará a Riópar. Al igual que en el anterior itinerario, el tríptico de información detallada incluye un mapa, también el track lo tengo cargado en el GPS con lo que voy con absoluta confianza.

La Lagunilla


Llego al empalme de la carretera que cruzo para tomar una pista de frente pasando por las cercanías del pequeño caserío de Masegosillo que dejo a mi derecha siguiendo en ascenso entre el bosque de pino hasta llegar a un plano donde el Arroyo de la Juanfría se desprende en una preciosa cascada para salvar el elevado paredón calizo, hay unas escaleras de troncos que permiten bajar hasta la misma cascada convertida en fina lluvia que cae en una balsa. Bien merece la pena el descenso para contemplar la cascada desde abajo.

Alrededores de Riópar


Sigo por la pista en ascenso pasando por la Fuente de la Juanfría que surte de agua a Paterna, algo más adelanta finalizo el ascenso en un plano a 1.530m de altura llamado La Lagunilla donde se ha construido el Refugio La Lagunilla dejando a mi derecha el punto más elevado, La Almenara (1.796m). La senda toma ahora hacia el sur en descenso hacia un valle pasando al lado de una aguja caliza solitaria, ya en el valle paso al lado del Cortijo las Espineras de León y algo más abajo desemboca la senda en la antigua carretera Alcaraz-Riópar donde me encuentro con dos guardias motorizados del Seprona de Riópar con quienes me detengo en animada charla.

Riópar


Abandono rápidamente la carretera ascendiendo a un alto y descendiendo de nuevo a un valle denominado El Manojal cerrado por una cresta caliza, es la Cuerda de los Gallineros, dejo a mi izquierda el Cortijo del Manojal, mejor dicho sus ruinas, para comenzar el largo e inclinado descenso por el imponente Barranco del Gollizo cerrado por elevadas y escarpadas paredes calizas.
Siguiendo el carril desemboco en una pista ancha dando vista a Riópar y los Calares que lo cierran, paso al lado de un gran embalse de agua rodeado de álamos blancos. A las 18h35m entro en Riópar (957m), me acerco a la oficina de turismo pero está poco surtida de información para senderistas. Luego bajo al Hostal Los Bronces (Telef. 967435033) donde Oscar me atiende con simpatía, antes he estado en la gasolinera enfrente comprando agua y un mapa, también intentando contratar un taxi para que mañana me traslade hasta Tus haciendo un pequeño corte al itinerario previsto pues los tres días pasados han sido muy intensos y mis músculos y pies están machacados.
Datos del GPS: Distancia recorrida 37,5k. Tiempo en movimiento 9h. Tiempo detenido 2h11m. Tiempo total empleado 11h11m. Media en movimiento 4,4k/h. Media Total 3,5k/h. Ascenso acumulado 1.225m. Descenso acumulado 1.154m.

PERFIL DE LA JORNADA